La villa del Roble fantasma.

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Empezemos por un: ¡¡Buenos dias!!
Sáb Jun 02, 2012 7:18 pm por Lucy V. Matersson

» Avatería oficial
Sáb Abr 28, 2012 11:47 am por Lucy V. Matersson

» Mekare Sttromblade
Mar Abr 17, 2012 8:19 am por Mekare Sttromblade

» Edward Potter
Miér Abr 04, 2012 7:29 pm por Edward Potter

» Lucy V. Matersson
Lun Abr 02, 2012 2:29 pm por Lucy V. Matersson

» -Preguntas frecuentes.-
Mar Mar 27, 2012 10:22 pm por Azul

» Forever Mine -Recien Abierto- {The Vampire Diaries} Afiliacion Normal Se buscan persoanjes Cannon y
Sáb Ene 28, 2012 5:34 pm por Lena Night

» The Madness (normal).
Sáb Ene 28, 2012 1:47 am por Invitado

» A New Hogwarts- Recién Abierto- Élite- Pj's cannon dispo.
Vie Ene 27, 2012 11:05 am por Invitado



Reparando los cambios (Ruedas)

Ir abajo

Reparando los cambios (Ruedas)

Mensaje por El Cuervo el Sáb Jul 17, 2010 6:05 pm

Llegamos a la zona cíclica, la desventaja de esta área es que cuando llevas tanto tiempo caminando por aquí te empiezas a sentir mareado, lo peor es que no es por el alcohol. La zona donde se encuentra el des huesadero está un poco a las afueras cercano a una feria abandonada, donde un viejo guarda esa área. Siempre está encerrado en su cuarto y casi nunca sale, solo cuando es de día. Ahora que es de noche, la bruma púrpura se espesa, tomo a Ruedas de un hombro solo como protección para indicarle que no se separe para nada de mí. La coloco frente mío, sobre todo debo estar pendiente de que no empiece a sentir aquella pesadez de esta zona, algunos somos más resistentes que otros. Solo faltan algunas cuadras para llegar donde se encuentra el local. Aunque nos siguen los cuervos y nos pueden avisar de algún peligro, eso no nos alerta de esa sensación que causa está zona. Se escucha un graznido y risas de un niño. Estamos cruzando la feria. Hay que apurar el paso.

-¿Está bien? –Pregunto solo para cerciorarme que la chica está bien o detenernos un momento, aunque aquí no es para nada recomendable, estoy bien, aunque para sentirme un poco mareado, eso puede afectar un poco mi sensibilidad sensorial- Solo falta un poco más…
avatar
El Cuervo

Mensajes : 129
Bombillas : 122
Fecha de inscripción : 27/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando los cambios (Ruedas)

Mensaje por Cristina el Sáb Jul 17, 2010 9:58 pm

Despues del gran abrazo que le di, y aun con un brillo de felicidad en mis ojos marrones, intento arreglar mi revoltosa melena castaño oscuro (cosa harto difícil puesto que al pasa de la mitad de mi espalda no es tarea facil sin un peine). Al darle el abrazo a Cuervo, es cuando realmente me doy cuenta que tiene que ser alto (al menos dos metros) porque yo con mi 1,80 de estatura y estando el sentado, sigue siendo un poco mas alto que yo. Tambien me doy cuenta de que es bastante corpulento (me fije cuando, a pesar de abrazar con todas mis fuerzas y de que mi complexión sea media-fuerte por mi profesion, apenas ni se inmuto).

-De acuerdo, por mi es un plan perfecto- le respondo aunque lo que queria realmente era ponerme ya a trabajar sobre esa moto puesto que normalmente, durante los cuatro dias anteriores a la carrera, me pongo a trabajar toda la noche si hace falta solo para tener la MEJOR MOTO sobre el circuito, de todas maneras, al no conocer (por el momento) el lugar, necesito un guia asi que amoldandome a el, cojo mi cazadora negra de cuero de donde la habia dejado y sin ponermela (esto hace que mi piel, que durante todo el año esta bastante morena, resalte sobre la camiseta blanca de cuello alto sin mangas) porque hace una noche calurosa, salgo delante de Cuervo y me pongo a seguirle, sin embargo, algo me llama la atención, a pesar de toda la gente que hay en esta zona, cuando se adelanta un poco puedo seguirle fácilmente y esto es asi porque………… es como……como si pudiera……..DISTINGUIR SU RASTRO DE OLOR DEL RESTO, bueno……sinceramente……..no se de que me extraño……si tengo la vista y el oido del lince, lo logico es que tambien tenga su…….olfato. Creo que me esta empezando a gustar esto de ser un lince.

Cuando salimos de esta zona (tendre que pedir un plano de la villa para al menos saber los nombres de las diferentes zonas, si es que existe tal cosa), entramos en otra con una bruma purpura, es entonces cuando Cuervo me indica que no me separe de el colocando una mano sobre mi hombro y me coloca delante de el y, cuando cruzamos una especie de feria abandona, oigo el graznido de los cuervos y unas risas de un niño lo que hace que Cuervo apure el paso. Estoy a punto de interrogarle por ese niño que acaba de reir cuando me pregunta si me encuentro bien y que solo quedaba un poco para llegar.

-Si……estoy…..bien- le indico, aunque realmente me siento bastante mareada (lo cual hace enfurecerme conmigo misma porque, a pesar del alcohol ingerido, del local sali perfectamente). -Sigamos.- le dije, puesto que si ya alta poco, podre tomar un vaso de agua para intentar que se me pase este mareo cuando lleguemos.

Spoiler:

OFF: Lo abrire encanada, es nua maravilla rolear contigo (y no es peloteo Razz)
avatar
Cristina

Mensajes : 161
Bombillas : 79
Fecha de inscripción : 24/06/2010
Edad : 36
Localización : Alli donde me aguanten

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando los cambios (Ruedas)

Mensaje por El Cuervo el Dom Jul 18, 2010 10:22 pm

No me gusta la zona cíclica por las sensaciones que transmite, ficticias y confunde un poco la mente, por eso los cuervos no se acercan demasiado. Las risas se escuchan más cerca y siento la presencia de alguien más. Frunzo el cejo, seguramente está a unos pasos, puedo oler su maquillaje. (Entre las sombras hay una silueta de un niño vestido de payaso, con grandes zapatos coloridos y un maquillaje bastante peculiar, tiene un sombrero rojo y el cabello naranja). Los juegos de la feria abandonada empiezan a moverse, el sonido del oxido de aquellas maquinas cruje. Se escucha el sonido de la música de feria, es una música repetitiva de un disco viejo y rayado.

Se escucha la voz del niño que me llama “Cuervo” “Cuervo” “¿Qué tienes ahí Cuervo?”. Tomo todo lo que puedo de la botella que tengo en mis manos como si fuera agua y aviento la botella hacia donde está el niño payaso. Se escuchan las risas del niño y desaparece. La botella estalla en mil pedazos. Las risas son más fuertes y vuelve aparecer ahora sentado en una de las ramas de uno de los árboles. Tiene a uno de los cuervos en sus manos, éste grazna. “Cuervo cuervo, no te vayas”. Frunzo el cejo mirando al payaso que en ese momento muerde la cabeza del ave desgarrándola y escupiéndola hacia donde estamos parados. Se ríe a carcajadas y desaparece. Eso me hace gruñir y apreta los puños. Miro a Ruedas un poco agitado, si a mí me afecta la zona, a la chica debe de afectarle más.

-No le hagas caso. Si caes en sus juegos, estás perdido. –Le digo a Ruedas, sin preguntarle, la levanto con facidad y entre brazos, corro con ella para poder salir de ahí, odio la maldita feria y odio a ese maldito payaso. No estoy de humor para ir a patearle su diminuto trasero. “Cuervo, cuervo...vamos grandulón que tengo más cabezas para cocinar” Se carcajea.

Los pasos son más rápidos cuando la tengo en el hombro, aplico la celeridad que por mucho tiempo practico y en un par de minutos estoy en el deshuesadero. La bajo esperando un golpe o una patada, no importa, estamos a salvo de ese payaso. Tal vez se pase un poco el mareo después de todo. Me restriego los ojos y camino hasta donde hay una reja de hierro, la abro, rechina y le indico a Ruedas para que pase.

Dentro del lugar está lleno de retazos de choches y motocicletas, es una especie de deshuesadero y cacharrero, todo está ahí. El propietario sale de su cuarto con una escopeta la cual carga en nuestra cara. (Es un viejo regordete que usa siempre una musculosa apretada y una camisa de cuadros, tiene una barba y está manchada de comida igual que su vientre abultada, se escucha dentro del cuarto el sonido de un televisor encendido). Este baja la escopeta al verme, se escucha como desengancha la carga.

- Ella es Ruedas –Presento a la chica, el viejo no hace ningún sonido, solo veo que sus sombras se mueven, seguramente mira a Ruedas y se rasca la barba, que es uno de sus vicios y dice “agarra lo que necesites, cierra cuando te vayas”.
avatar
El Cuervo

Mensajes : 129
Bombillas : 122
Fecha de inscripción : 27/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando los cambios (Ruedas)

Mensaje por Cristina el Lun Jul 19, 2010 5:01 pm

Cuando estamos cruzando la feria, de repente, los juegos empiezan a……..¿funcionar?......pero…. si es una feria abandona ¿como es que………de repente todo empieza a funcionar y a empieza a sonar la musica?. No puedo preguntarle a Cuervo como es que sucede eso, de hecho, bastante tengo con intentar mantenerme en pie, no caer al suelo por el mareo, el cual va en aumento, e intentar mantener el ritmo de Cuervo.

A lo lejos (o al menos eso me parece a mi, puesto que mi cabeza en estos momentos no esta mas que para intentar mantener la verticalidad), oigo a un niño que aparentemente se dirige a mi acompañante pero, tal es mi estado, que no consigo saber de lo que estan hablando, se que Cuervo le tira la botella, o eso creo que lanza y que cae algo delante nuestra, parece la……..cabeza de uno de los cuervos que siempre lo acompañan pero………tampoco lo aseguraria al cien por cien puesto que apenas tengo un minimo de claridad en los ojos.

Cuando oigo a Cuervo que se dirige a mi avisandome de que no le haga caso que sino estaria perdida, apenas puedo asentir con un leve asentimiento de cabeza y, es entonces, cuando noto que me levanta para llevarme entre brazos y asi salir corriendo de ese lugar, y, aunque estoy incomoda, no digo nada porque entiendo por lo que me dijo, que ese lugar y ese ¿niño? son peligrosos y, en el estado en el que me encontraba, en cuanto empezara a correr seguramente terminaria en el suelo, ademas………….tampoco tenia fuerzas para protestar lo mas minimo.

Cuando llegamos al lugar, atravesamos una verja y entramos en un……DESGUACE IMPRESIONANTE. Dentro del lugar nos da la “bienvenida” con una escopeta un viejo que debe de ser el propietario del lugar (y a quien le debimos de fastidiar la cena a juzgar por los restos de comida que llevaba en su barba y ropa), el cual tras reconocer a Cuervo, la bajo y la descargo.

Despues de que me presentara, tanto el viejo como yo nos inspeccionamos de arriba abajo mutuamente (como si ambos quisieramos saber si el otro es de fiar), y, tras mantenernos las miradas unos instantes, el viejo dio su “permiso” para que cogieramos lo que quisieramos y se fue.

Afortunadamente, ahora ya estaba prácticamente recuperada y el mareo ha desaparecido y, acordandome de lo que habia pasado en el camino, le dije a Cuervo sin poder disimular una sonrisa de oreja a oreja:

-No te preocupes, no voy a tomar “represalias” por haberme cogido en brazos, pero ¿Quién era ese “niño” y porque es tan peligroso?- y mientras esperaba una respuesta me pongo a buscar entre todo el material que alli hay y…………suelto un grito de satisfacion, no me lo podia creer, habia encontrado una moto de mil centímetros cubicos…..pero no cualquier moto………..sino la MOTO CON LA QUE SIEMPRE SOÑE………vale si………la pobre esta bastante mal de chapa, le falta el guardabarros delantero, el asiento esta hecho trizas, seguramente tendre que cambiarle las suspensiones, los frenos no estan para “mucha fiesta”, del embrague ya ni hablamos y, asi, mil pequeños detalles mas, sin embargo, lo mas importante de la moto, su motor, su………..corazon, esta hasta tal punto impecable que en lo unico que me fijo es en si tiene aceite en el carter y gasolina en el deposito y, al comprobar que efectivamente es asi la intento poner en marcha y, tras tres intentos fallidos, el motor………….ARRANCA. Al oir el sonido del motor, empiezo a gritar y a saltar como una quinceañera “loca” a la cual su actor favorito le acaba de firmar un autografo y de dar un beso en la mejilla, y es tal mi estado de alegria que, por segunda vez esta noche, le doy otro gran abrazo y otro gran besazo a Cuervo y le digo: -¡¡¡¡¡¡ESTA!!!!!! ¡ESTA ES LA QUE QUIERO!. Ahora solo quedan los recambios, la pintura y las herramientas y esta moto sera la envidia de toda la Villa.
avatar
Cristina

Mensajes : 161
Bombillas : 79
Fecha de inscripción : 24/06/2010
Edad : 36
Localización : Alli donde me aguanten

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando los cambios (Ruedas)

Mensaje por El Cuervo el Miér Jul 21, 2010 4:47 am

Caminamos un poco hacia donde estaban los retazos de metal y doy un tiempo para encender un cigarro y seguir caminando hasta donde está la montaña de fierros. Fumo mientras ella me hace esa pregunta y ella busca entre todos esos pedazos. Suspiro fumando. Se escucha el graznido de algunos cuervos que se atrevieron a seguirme.

-Es un payaso que vive en esa zona de la feria, no te acerques nunca, menos sola. –Advierto de manera seria, Davino no me agrada en lo absoluto- Si sigues sus juegos, puedes terminar degollado o con un filoso cuchillo clavado en la sien…

En ese momento recuerdo cuantas veces he discutido y peleado con él, es terco, bastante insoportable. No causa problemas mientras nadie se le acercara. Solo lo tolero por ordenes de mi amo, de lo contrario me hubiera desecho de él desde hace tiempo, solo es un molestoso asesino. Sigo fumando pensando en ese payaso, luego busco, realmente no sé que busco entre tanto metalerío. Le ayudo a sacar ese pedazo de coraza de un buen tajo y la separo. Le ayudo a sacar los pedazos de metal para armar la motocicleta, pero algo funciona cuando le da marcha. La miro un poco extraño por la efusión es algo nuevo para mí. Hasta el viejo sale de la cabaña a callarnos. Solo rio.

-Espera… no podremos conseguir todas esas cosas hasta mañana en la villa, todo lo que te sirva ahora lo podremos llevar en la camioneta, esa –le señalo la camioneta del viejo- Espera un momento…

Me adelanto hasta donde está el hombre y hablo con el unas palabras, saca de su bolsa las llaves de la camioneta y regreso. Ayudo a Ruedas a subir las cosas a la camioneta, como si fuera una persona que goce de sus intacto cinco sentidos.

-Te llevo a tu hotel y mañana empezamos a trabajar en esto o si prefieres ahora, también, solo que tendremos que esperar hasta que amanezca para conseguir lo que falta…-le digo mirándole pensando un poco como sería su rostro, casi no me atrevo a tocar a nadie sin permiso, además casi no la conozco.-Tus deseos son órdenes…-sonrío de forma divertida y enciendo un cigarrillo- Creo que necesito un buen trago y comida... toda esa zona cíclica, es un fastidio. ¿No tienes hambre?. -Le digo mientras camino para subirme a la camioneta. Le abro la puerta por dentro, si puedo ser caballeroso, pero no sé cuanto, le ayudo a subir dandole la mano y le doy marcha a la camioneta, el hombre está en la reja para cerrarla cuando nos vayamos- Cierra tu ventana... -
avatar
El Cuervo

Mensajes : 129
Bombillas : 122
Fecha de inscripción : 27/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando los cambios (Ruedas)

Mensaje por Cristina el Miér Jul 21, 2010 9:29 pm

Ante la seria advertencia de Cuervo de que no me acerque por la feria, muevo afirmativamente la cabeza y le hago saber que si, por alguna razon, no me queda mas remedio que pasar por alli, antes lo llamare a el para que me proteja de ese niño payaso asesino, y, mi rostro ovalado se ilumina con una sonrisa que dibujan mis labios finos pero carnosos y cierro mis vivarachos, y no excesivamente grandes, ojos marrones coronados por unas cejas negras y bien definidas y, los cuales resaltan un poco sobre una nariz pequeña, aunque sin llegar a chata, y un poco respingona.

Despues de conseguirme calmarme por el descubrimento (me puse un poco colorada cuando el viejo sale para callarnos, y pensar que no suelo mostrar mis sentimientos asi y menos ante desconocidos), me sujeto el pelo en una “cola de caballo” con una goma que siempre llevo en la muñeca (mostrando a la luz de la luna toda mi cara que, al igual que el resto de mi cuerpo, esta todo el año mas morena de lo normal) y, con su ayuda, saco la moto del monton de chatarra en el que esta.

-Vale, entonces empezamos mañana.- le digo, al fin y al cabo, sin el material necesario, tampoco podriamos hacer nada y, tras meter todo en la camioneta con su ayuda, añado con una sonrisa, que muestran un poco mis dientes totalmente blancos y cuidados, por el hecho de que indicase que mis deseos para el eran ordenes: -Estoy de acuerdo contigo, yo tambien necesito comer algo, vamos hasta el hotel y comemos algo en el restaurante para que lo carguen en mi habitación y, antes de nada, cuando quieras abrazarme, darme un beso, una caricia, ect, simplemente……hazlo, lo digo porque cuando te di el beso y el abrazo en las dos ocasiones esta noche, te senti un poco…..cohibido.- Tras esto, el me abre la puerta, me ayuda a subir a ella con la mano y………..haciendo caso de su indicacion……….cierro mi ventana y enciendo un cigarro mientras vamos camino del hotel.

Spoiler:

Lo prometido es deuda, asi que abro tema en el hotel Razz
avatar
Cristina

Mensajes : 161
Bombillas : 79
Fecha de inscripción : 24/06/2010
Edad : 36
Localización : Alli donde me aguanten

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando los cambios (Ruedas)

Mensaje por El Cuervo el Vie Jul 23, 2010 3:53 am

Después de cargar todo y ponernos de acuerdo, le escucho decir eso. Asiento y siento como mi cara adquiere ese calor característico de la sonrojes. Soy un poco tímido, pero solo es porque no la conozco bien. Me limpio las manos con una franela y espero a que cierre la puerta, arranco y conduzco por las calles de la zona cíclica, la ventaja de ir en automóvil que el efecto de embriagues no se coge. Pasamos la feria donde Davino estaba de pie en la orilla de la carretera entre la nebulosa. Acelero para llegar pronto a la villa.

Detengo la camioneta en la entrada del hotel. Las luces son diferentes en esta parte de la villa puedo ver las sombras como se difuminan en diferentes colores.
-Me parece bien. Ve, te espero. –sonrío ante lo que dice de la comida y asiento apretando el cigarro en la boca mientras le doy fuego. Camino en el interior del hotel. Conozco a los del hotel así que entro al baño a lavarme para quitarme todo el aceite y el lodo que se había pegado en la piel después de hundirlas entre cacharros. Manos, brazos cara etc. Luego voy a la mesa a esperar. Pido la comida y una cerveza. Fumo.

Unos minutos más percibo su aroma, es un aroma dulce y picante, sigo sintiendo el aroma a miel con canela, sonrío levemente con el vicio en la boca. Todo esto se torna un poco extraño. Tengo hambre. La miro como si la mirara realmente, puedo ver su silueta y olerle la ropa, los colores huelen diferente.
-.… Ehmm pedí unos cortes como los quieres, sangrientos –rio- unas costillas y una parrillada… ¿Quieres una cerveza? –le doy la cerveza que está en la mesa aun llena, bebo la mía-.

El mesonero llega a los pocos minutos con todo eso dejándolo en la mesa. No es necesario lo de decir lo del numero de habitación. Aunque repite que se queda en la ex habitación de la señora Wickham. Apago el cigarro.
-Buen provecho Ruedas.


avatar
El Cuervo

Mensajes : 129
Bombillas : 122
Fecha de inscripción : 27/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando los cambios (Ruedas)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.