La villa del Roble fantasma.

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Empezemos por un: ¡¡Buenos dias!!
Sáb Jun 02, 2012 7:18 pm por Lucy V. Matersson

» Avatería oficial
Sáb Abr 28, 2012 11:47 am por Lucy V. Matersson

» Mekare Sttromblade
Mar Abr 17, 2012 8:19 am por Mekare Sttromblade

» Edward Potter
Miér Abr 04, 2012 7:29 pm por Edward Potter

» Lucy V. Matersson
Lun Abr 02, 2012 2:29 pm por Lucy V. Matersson

» -Preguntas frecuentes.-
Mar Mar 27, 2012 10:22 pm por Azul

» Forever Mine -Recien Abierto- {The Vampire Diaries} Afiliacion Normal Se buscan persoanjes Cannon y
Sáb Ene 28, 2012 5:34 pm por Lena Night

» The Madness (normal).
Sáb Ene 28, 2012 1:47 am por Invitado

» A New Hogwarts- Recién Abierto- Élite- Pj's cannon dispo.
Vie Ene 27, 2012 11:05 am por Invitado



¿Holanda?...vale, vale

Ir abajo

¿Holanda?...vale, vale

Mensaje por John Cow el Mar Jul 20, 2010 5:09 pm


Abrió los ojos con extrañeza, enfocando el techo del vagón que le había sido asignado según su pasaje. Bostezó, despertándose con rapidez de aquel sueño ligero que tenía. Intentó recordar con precisión el momento en que se había quedado dormido, pero no pudo hacerlo...Resoplando con algo de irritación, dejó que su mirada recorriera los aposentos. El sitio era de características simples y espartanas, impersonal. Aquello no le resultaba extraño a alguien que había pasado bastante tiempo en su vida viviendo en moteles...Y aunque no lo hubiera hecho, Juanito era un individuo humilde que necesitaba pocas cosas para vivir, con su saxo y su cerebro tenía suficiente, lo demás era accesorio. Podía conseguir dinero sin dificultades...
Se levantó de la cama con un solo movimiento fluido y se vistió con simpleza, una camisa, pantalones de vestir y unos zapatos deportivos. Nuevamente, un lujo innecesario, Juanito a veces era contradictorio...pero, ¿qué humano no lo es? Volubles e indecisos, los humanos son así, está impreso en su código genético. Miró a traves de los gruesos cristales de su ventana, el Sol nacía y derramaba su calidez por doquier. Se empapó de tanta luz solar como fuera posible y salió del compartimiento sin más, el tren se había detenido y no deseaba dilatar más la espera. Detestaba sentirse en un limbo, detestaba los puntos medios entre dos sucesos. Era de aquellos que preferían que las cosas pasaran de una vez...
Caminó con prestancia y ese paso fluido, lleno de garbo que le era tan común desde que había aprendido a controlar a la perfección cada músculo de su cuerpo. El Krav Magá había cambiado su vida, le había quitado el miedo que tenía a las golpizas. Ahora era un luchador, no retrocedía ante nada ni nadie. Disfrutaba del ejercicio físico, le hacía sentir bien...
Minutos más tarde, salió del tren.
-Holanda- repitió entre dientes y con un toque de diversión. Si aquello era Holanda, él era un Brachiosaurio. Soltó un suspiro con resignación y se dedicó a explotar con los sentidos aquel peculiar sitio. Aspiró con fuerza, dejando que el aire cargado del aroma a la naturaleza llenara sus pulmones. Sólo había un olor que le ponía de mejor humor, el del estiercol. Un tanto extraño, quizás, pero lo cierto es que aspirar el aroma del estiércol animal le insuflaba un buen ánimo...Excentricidades de una mente privilegiada.
Sus ojos estudiaron con detenimiento aquella...¿aldea? ¿Era una aldea? O un pequeño pueblo, quizás...El imponente roble que se encontraba como telón de fondo de la villa llamó su atención. Era un árbol único, soberbio e imponente que de pronto, despertó en él un instinto olvidado. Deseaba sentarse al lado de aquel árbol...Pero aún no era tiempo, aún debía suceder algo para que el destino de Juanito quedase sellado...
Un andar regular llamó la atención de su oído, y giró levemente la cabeza para identificar la fuente. Era aquel tipo con el sombrero que había maltratado a la violinista, frunció el entrecejo con ira. Ahora no había ninguna mirada que lo aplacara, nada que le dijera que se mantuviera impertérrito. Era el momento de increpar al extraño y hacerle responsable por el trato que le había dispensado a la mujer...
No obstante, el tipo del sombrero hizo algo que Juanito no esperaba...Le ofreció una bombilla y su rostro no tenía ningún rastro del recelo anterior. Miró la bombilla con incredulidad, ¿acaso pensaba que podría tranquilizarlo de aquella manera? Alzó la mirada, cargada de furia para encontrarse con que el tipo había desaparecido...Frunció nuevamente el entrecejo al tiempo que estudiaba la bombilla. Brillaba con un color tan nítido, con una luz interior potente, como si hubieran introducido en su interior un rayo del Sol...

avatar
John Cow

Mensajes : 51
Bombillas : 37
Fecha de inscripción : 15/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Holanda?...vale, vale

Mensaje por El señor del sombrero el Mar Jul 20, 2010 5:47 pm

La niebla está por todas las calles y se dispersa en la noche de la villa. El hombre del sombrero se acerca al recien llegado, parece confundido. Una sonrisa siniestra se dibuja en su rostro y con el sombrero haciéndole le sombra se queda inmóvil frente a este.

Saca una bombilla que parpadea intermitente de color celeste... se la entrega al hombre. Solo hay silencio. Sonríe ampliamente.

La niebla cubre por completo al señor del sombrero y desaparece cuando el reloj de la estación marca las doce en punto.




Guía:
avatar
El señor del sombrero

Mensajes : 245
Bombillas : 195
Fecha de inscripción : 19/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.