La villa del Roble fantasma.

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Empezemos por un: ¡¡Buenos dias!!
Sáb Jun 02, 2012 7:18 pm por Lucy V. Matersson

» Avatería oficial
Sáb Abr 28, 2012 11:47 am por Lucy V. Matersson

» Mekare Sttromblade
Mar Abr 17, 2012 8:19 am por Mekare Sttromblade

» Edward Potter
Miér Abr 04, 2012 7:29 pm por Edward Potter

» Lucy V. Matersson
Lun Abr 02, 2012 2:29 pm por Lucy V. Matersson

» -Preguntas frecuentes.-
Mar Mar 27, 2012 10:22 pm por Azul

» Forever Mine -Recien Abierto- {The Vampire Diaries} Afiliacion Normal Se buscan persoanjes Cannon y
Sáb Ene 28, 2012 5:34 pm por Lena Night

» The Madness (normal).
Sáb Ene 28, 2012 1:47 am por Invitado

» A New Hogwarts- Recién Abierto- Élite- Pj's cannon dispo.
Vie Ene 27, 2012 11:05 am por Invitado



Firenze S. Dwyer

Ir abajo

Firenze S. Dwyer

Mensaje por Firenze S. Dwyer el Miér Nov 23, 2011 9:07 pm




·Firenze Sirean Dwyer·

Sobrenombre: Fire. Le pusieron ese sobrenombre porque era el único diminutivo que podían hallarle a Firenze. Además, decían que concordaba con su temperamento voraz.
Raza: Humano.
Edad: 20 años.
Actividad: Estudia Periodismo. Fotógrafa, nadadora.
Nacionalidad: Británica-Búlgara.
Orientación sexual: Heterosexual.
Estado civil: Soltera.
Descripción física: Sí bien, describir a Firenze es casi un arte para muchas personas. A simple vista se ve su notoria belleza, capaz de impresionar a cualquier hombre o mujer con una sola de sus miradas. Empecemos por partes. Primero, esta su cabello largo y ondulado de un intenso marrón oscuro con reflejos de color ámbar que relucen bajo el beso del sol, brillantes y suaves, lo lleva un poco más allá de sus hombros. Por lo general siempre la verás con sus incandescentes e inmanejables rizos, pero hay escasas ocasiones en que lo mantiene liso. Luego viene su rostro perfecto, pequeño, ligeramente ovalado, de bonitos rasgos. Adornado su bello rostro, están sus ojos grandes y rasgados, de un tono café oscuro profundo con un pequeño brillo ámbar en la mirada y con pestañas largas, espesas y curvadas de forma exótica. Es su mirada el objeto de mucha admiración y deleite, porque es capaz de eclipsarte con ella sin necesidad de usar trucos baratos de seducción. Puede ser fría, indiferente o cálida de acuerdo a su estado de ánimo. Sus labios son ligeramente gruesos, con forma de piñón, dulces e invitan a besarlos, su color es un rosa pálido un tanto oscuro, pero ella siempre gusta de llevarlos con un tono rojizo penetrante. Una nariz pequeña, coqueta y respingona. Unos pómulos marcados, un cuello de cisne y un cuerpo delgado sin llegar a ser esquelético. Su piel es suave como la seda, de un tono broncíneo y dorado. Su cuerpo es esbelto, de vientre plano, cintura estrecha, caderas perfectamente redondeadas, pechos turgentes y piernas largas y torneadas. Por donde se le mire es una verdadera belleza.

Descripción psicológica:

Para Firenze, sólo existe un patrón de conducta único y exclusivo: Caótico. Por dónde quiera que vaya tiende a ser como un tornado, fuerte e imparable, que lo destruye todo a su paso sólo por diversión. Una chica bastante compleja, dirán algunos, otros simplemente que es un ser incapaz de comprender. Todos tienen razón, por supuesto.

Es una mujer fría y distante; difícil de conmover, difícil de comprender y claro, difícil persuadir. Firenze siempre ha de tener la razón y no hay nadie capaz de hacerla cambiar de idea, así que es obvio: es terca hasta la última gota de su sangre, hasta la muerte. Consigue lo que quiere sin importar el precio y siempre lo hará por sus propios medios, se considera una mujer útil, pagada de sí misma e incomparable. Siempre ha creído en lo de "si deseas algo bien hecho, mejor hazlo tú mismo", y nunca pierde el tiempo en nimiedades, no falta más. Ella puede con todo, no hay forma de demostrar lo contrario. Necesita hacerse sentir, demostrar que puede más que todo el mundo y que ella es la mejor. Por ende, es fácil catalogarla por ser orgullosa que está enormemente ligado con la satisfacción de ser quién es, de nunca tirar la toalla, de nunca mostrarse más débil que otros. Todo y lo único que hace es para conseguir provecho de ello, no creas que si ella te ayuda lo hace desinteresadamente... No, detrás de todo se ocultan un sinfín de beneficios para ella y aunque no lo creas, así será.

Una mujer dura de entendederas, maestra en analizar y manipular con su rostro bello y su fingido encanto. Porque eso sí, cuando quiere algo, no duda en mostrarse solícita, colocarse su fachada de mujer buena y dulce y engatusar al que sea contar de obtener lo que quiere. Y no le importa, porque francamente, lo único que le interesa es su bienestar, su beneficio, los demás pueden irse derechitos al infierno que ella no se inmutara por eso. La castaña puede fingir a la perfección, las mentiras se le dan bastante bien, y cuando tiene un plan en mente, es mejor que todos se oculten bajo tierra. Es pícara por naturaleza. Para ella, todo lo que no ponga en riesgo su propio bienestar, es un juego sin reglas que, claramente, ella gobierna. Celosa porque defiende lo que considera suyo con garras, y no deja que nadie más llegue a tenerlo. Puede ser descrita como alguien vil y quizá, tengan razón, pero en el fondo —para su desdicha—, no puede evitar sentir sus emociones con fuerza. Es la única que las conoce y que se lamenta cada día cuando tiene que enfrentarse con una de ellas. Porque aunque algunos no lo crean, tiene suficiente moral, suficiente grado de conciencia para arrepentirse de algunas cosas que ha hecho en su vida. Pero mientras su fachada de chica dura y fría permanezca, ¿a ella que le importa? Nada.

Su característica más fiel: Sinceridad. Franca y directa, y en más de una ocasión, sin anestesia; sin escrúpulos ni indirectas. Cualquier cosa que considere que debas entender, te lo hará saber inmediatamente sin preocuparse que pueda herir tus delicados sentimientos. Muy segura de sí misma, existen pocas veces en que cree pensar o actuar equivocadamente. No admite ni permite qué le digan que hacer, decir o que le prohíban cosas, eso la saca de quicio. No cree en los buenos pensamientos de las personas ni en las buenas intenciones ni en los héroes. Vengativa, despiadada y agresiva. El orgullo es su mayor defecto, posee un ego descomunal que la hace perfecta ante sus ojos y posiblemente, se expanda hacia los demás. Es una mujer educada, que sabe comportarse, fina y terriblemente elocuente y elegante, se muestra siempre de esa forma, sin ocultar aquella parte suya tan inusitadamente atractiva para los demás. Pícara, juguetona, un carácter que puede llegar a sorprender a cualquier persona que lo primero que ve es su fachada de indiferencia. Si bien, Firenze es una mujer de sinfín de rostros, se muestra lo más reservada posible con relación a su vida y nunca deja traslucir sus emociones a excepción de la ira y el odio. Nunca hace nada sin pensarlo dos o tres veces, todo lo que busca gira entorno a su beneficio.




·Historia y Familia·

Historia:

Nació el veintitrés de Octubre hace muchísimos años que no es capaz ni siquiera de recordar. Nacida de la unión de un inglés y una búlgara, fue la cuarta hija de cinco jóvenes. Había sido concebida en el fluorescente matrimonio de dos jóvenes ricos, con suficiente dinero en sus arcas para vivir cómodamente hasta la cuarta generación de los Dwyer. El señor y la señora Dwyer eran expertos en lo que se decía el comercio y negocios internacionales. Su padre, principalmente, tenía una empresa marítima en Inglaterra que servía de exportadora para muchas otras empresas y como correo a través de los largos y largos océanos que separaban al Reino Unido de los otros continentes. Su madre, una mujer servicial al mundo de la farándula y los medios, una reportera conocida por sus grandes trabajos que amasó una fortuna a temprana edad. Se casaron siendo bastante jóvenes y disfrutaron de su triunfo en matrimonio. El primero hijo llegó un sábado dos de agosto, William Francis Dwyer, el primero de la descendencia de la familia. Luego vino Frederick Ashton Dwyer, dos años después del nacimiento de Will, más tarde, Katrine y Malcom, mellizos, que vinieron tres años después de Fredd, cuando Will tenía cinco y Fredd sólo tres. Más tarde, sólo dos años después, nació Firenze y un año más tarde, Travis. El último de los hermanos Dwyer, puesto que Katerina había decidido desconectarse y no tener más descendencia.

Siempre acompañada de Katrine y Travis, sus hermanos más cercanos, Firenze creció como una niña mimada, que lo tenía todo en su mano cada vez que lo pedía. Podía ser incluso extraño para algunos siendo la cuarte de cinco hermanos, pero inexplicablemente, era a la que su padre más quería —aparentemente— y por lo que sus hermanos también la adoraban. Era el vivo retrato de Katerina, sus mismos ojos, cabello, boca, cuerpo… La única diferencia era la nariz y el carácter avaricioso, eso lo sacó de su padre. Estudió en Londres, como era de esperarse, en una de las escuelas prestigiosas para señoritas y se destacó principalmente por ser siempre Miss Simpatía y una de las más elegantes… Si no, la mejor. Su desempeño académico siempre fue alabado por los profesores, ya que mostraba una agudeza y una astucia propia de un adulto y ello los tenía maravillados a todos. Se convirtió en la luz de los ojos de los maestros y la señorita más consentida de la institución. A sus dieciséis años, comprendió que toda ella era una fuente de avaricia para los jóvenes y fue fácil mostrarse encantadora.

Tuvo varias aventuras amorosas, nada serio, propio de la adolescencia en la que vivía. Aún parece seguir así. La verdad era que los mimos y todo ello la convirtió en una chica inescrupulosa, que sólo pensaba en su propio beneficio. ¿Pero a quién le importaba? Todos siempre le daban lo que ella quería y así no se veía en la desagradable tarea de mostrar su verdadero temperamento, es decir, su verdadero yo. Ira, relámpago, así la describía Travis, su hermano menor, con quien había llegado a intimar tanto que se conocían a la perfección. Entre ellos no había secretos y se comportaban como realmente eran. Fue Travis quién le apodó “Fire”, ante su temperamento explosivo. Fue precisamente él quien más le apoyó cuando ella decidió seguir la carrera de su madre y convertirse en periodista una vez graduada con los mejores honores de la institución. Al ser una carrera casi de medio tiempo, Firenze también se decantó por la fotografía, ya que era amante del arte y de retratar paisajes, así que no perdió tiempo y también se escribió en una academia.

A los dieciocho años, ya era reconocida en la universidad por una excepcional estudiante de periodismo y capaz de someter a cualquiera con su lengua afilada. Se inscribió en un concurso de natación de la universidad con el fin de recaudar unos fondos y salió ganadora, con ello, le abrió las puertas a otros lugares y motivó su entusiasmo por el deporte y comenzó a practicar natación, donde mostraba todo su potencial físico. Asombrosamente, ese deporte contribuyó a su belleza y fue perseguida por más jóvenes ansiosos de estar con ella. Sin embargo, para Firenze todo era un juego y jamás se quedaba mucho tiempo con una pareja. Era como una mariposa, se posaba de flor en flor, probando, degustando y ya cuando estaba aburrida, se iba otra vez en búsqueda de algo más interesante.

Un año después, a sus diecinueve, Travis fallece en un terrible accidente automovilístico que la deja desconsolada. Él era su mejor amigo, el único en quién podía confiar y a quién amaba sinceramente, sin tapujos, sin rencores. Jamás había podido odiarlo, Travis era su hermano del alma. Aquello fue lo peor que pudo haberle sucedido, porque la convirtió en su ser rencoroso y frío, ansiosa de la venganza de aquellos que habían provocado el accidente por conducir ebrios y que habían salido ilesos del choque y sólo había estado tres meses en prisión. Ella estaba dispuesta a acabarlos con sus propias manos, pero sólo el recuerdo del bueno y amoroso Travis se lo impidió, no podía manchar su recuerdo con ello por más que lo deseaba. Sólo tres meses después de su muerte, ella decidió que todo Londres le recordaba a su hermano amado y decidió tomarse unas vacaciones, viajó a Paris, decidida a tomarse un tiempo, a olvidar el resentimiento y el odio de su corazón. Pero eso sólo siguió latente en ella, y empeoró. Su comportamiento varió de diferentes formas, ahora era más un estado constante de bipolaridad al encontrarse total y completamente sola… Hasta que sólo seis meses de la muerte de Travis, se enteró de que su padre había sido asesinado en un robo. Y a ella no le importó nada más.

Firenze se olvidó de quién era, de dónde venía y todo lo que existió fue su satisfacción y beneficio. Mantenía correspondencia con sus hermanos, por supuesto, con su madre igual… Pero no era lo mismo. Ya nadie conocía aquella Firenze. Mismo rostro, diferente perra. Ahora era cruel, fría, mala. No había nadie capaz de conmoverla. Obviamente, William en ese entonces cabeza de la familia, había decidido buscar a su hermana menor en compañía de Fredd y Katrine —Malcom se había quedado con Katerina—, viajaron a París para el cumpleaños de Firenze, pero ella había estado de viaje en Orleáns y no se encontraba en la ciudad de las luces cuando ellos llegaron. Un rápido mail, Firenze decidió ir al encuentro con sus hermanos sin mucha felicidad. Sin embargo, debido a una tormenta que se acercaba, los vuelos habían sido cancelados y el único modo de viajar era en tren. Para su desgracia, debido a ese contra tiempo todos los puestos de tren estaban vacíos y decidió tomar un presencial, iba con sus dos maletas y un bolso de mano. Le habían dado un boleto para el vagón 7, primera clase. Sin embargo, Firenze nunca llegó a París.

Familia:
→ James William Dwyer -padre- 65 años, fallecido.
→ Katerina Ivánovna -madre- 60 años.
→ William Francis Dwyer -hermano mayor- 27 años.
→ Frederick Ashton Dwyer -hermano mayor- 25 años.
→ Katrine Irina Dwyer -hermana mayor y melliza de Malcom- 22 años.
→ Malcom Joseph Dwyer -hermano mayor y mellizo de Katrine- 22 años.
→ Travis Nicholas Dwyer -hermano menor- 19 años, fallecido.


·Otros Datos·

Nivel de adquisitivo: Su nivel adquisitivo era bastante alto, por lo general, su padre había destinado una cuenta bancaria para ella sola, en la cual se depositaban cinco mil libras esterlinas al mes. Era una suma exorbitante y Firenze siempre lo gastaba casi en su totalidad, más que todo en artículos de moda, zapatos de tacón y accesorios para la cámara y para su actividad como periodista.
Pertenencias:
→ Poseía dos maletas, una totalmente negra. Allí llevaba en su totalidad artículos personales como la ropa, seis tejanos, dos vaqueros y un leggin. Doce sujetadores, doce bragas, seis pares de medias. Una botas de tacón alto, negras y de cuero; unas sandalias de tacón. Chaquetas, blusas, cinturones, bufandas, sombreros, bolsos pequeños, utensilios de higiene.
→ Tres libros. Uno sobre filosofía, un de Stephen King que se estaba leyendo durante el viaje en el tren y otro sobre fotografía.
→ Un cuaderno de anotaciones, escribía cada cosa.
→ Una segunda maleta, rosa. Allí llevaba los artículos de su cámara. Todo tipo de lentes, el soporte, su portátil, otros dos libros y un montón de papeleo de la universidad y cartas.
→ Un bolso de mano en donde llevaba su celular, su Ipod Touch, una agenda electrónica, unas gafas de sol, un estuche de maquillaje, un paquete de pañuelos, su cartera con todas sus tarjetas de crédito bancario, su inhalador.
→ Un collar con una pequeña diadema. Lleva su inicial y la de Travis, él se la regaló para su cumpleaños número quince.

Enfermedades: Sufre de asma, siempre lleva un inhalador consigo.
Antecedentes: Nunca ha robado, pues jamás le ha faltado nada. Tampoco ha asesinado, pero siempre había sentido deseos de hacerlo con los culpables de la muerte de Travis. Todo el mundo sabe que Firenze no es ninguna monedita de oro y ha sido capaz de mentir, engañar y manipular cruelmente a otros a su favor. Es de lo único que se le puede acusar.
Manías o Trastornos:
→ Revolverse el cabello cuando está nerviosa.
→ Morderse el labio inferior cuando se halla pensativa.
→ Observar todo con aire crítico, jamás se le escapa nada.

Fobias:
→ Le teme a la oscuridad, desde pequeña le ha temido y no puede permanecer mucho tiempo a oscuras porque le entra pánico.
→ A los gatos, los detesta y no sabe ni siquiera por qué.
→ Ser pobre, jamás lo ha sido y nunca pretende serlo. Le parece horrible vivir en la inmundicia o la escasez.
→ Siente una profunda aversión a los sentimientos. Procura siempre mantenerse fría, pero no puede evitarlo.

Gustos:
→ El café bien cargado, la ayuda a mantenerse despierta.
→ Los climas fríos.
→ El deporte, mayormente la natación. Lo practica muchísmo.
→ Estar en forma, cuida su físico con esmero y es una de las cosas que más cuida de ella.
→ La literatura, en especial los géneros de William Shakespeare, Edgar Allan Poe, Emily Brontë, Emily Elizabeth Dickinson, Oscar Wilde, entre otros.
→ La música, no tiene ninguna preferencia. Le gusta desde la clásica, el rock and roll, el punk, metal, todo.
→ El té de manzanilla y las galletas de limón.
→ Los dulces, en especial el chocolate y el dulce de arándano.
→ Todo tipo de arte, ya sea musical, teatral, escrito, etc.
→ El vino, el champán. Su bebida favorita es el Whisky Escocés, y nunca ve de mal uno que otro cigarrillo. No lo hace con frecuencia, pero le gusta.


·Extra·

Religión: Se supone que es católica, pero jamás le ha prestado atención a la religión.
Habilidades: Es una experta en ocultar sentimientos, mentir y engañar. Una actriz consumada. Excelente nadadora y con gran labia.
Deportes: Si, practica natación. Ha estado en dos concursos a lo largo de su vida, en todos ha ganado.
Mascotas: Un Husky, se llama Rudolf, vive con ella en su apartamento en París. Lo dejó a cargo de Jenny, una vecina.
Idiomas: Sabe Francés, Mandarín, Italiano, Ruso, Búlgaro, Griego, Latín y Portugués. Desde que era pequeña, su padre se empeñó en enseñarle lo mejor a sus hijos y colocó maestros para cada idioma durante toda su vida.
Estudios: Terminó la secundaria a los dieciséis años, casi prematuramente dirían algunos. A los diecisiete ya cursaba el primer semestre de periodismo. Estaba en su último año, su estudio como fotógrafa lo terminó a los diecinueve.


avatar
Firenze S. Dwyer

Mensajes : 3
Bombillas : 5
Fecha de inscripción : 23/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Firenze S. Dwyer

Mensaje por Azul el Jue Nov 24, 2011 3:05 am


Ficha Aceptada
Bienvenido al Vagón 7, ya puedes abordar.
avatar
Azul

Mensajes : 555
Bombillas : 298
Fecha de inscripción : 19/05/2010
Edad : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.