La villa del Roble fantasma.

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Empezemos por un: ¡¡Buenos dias!!
Sáb Jun 02, 2012 7:18 pm por Lucy V. Matersson

» Avatería oficial
Sáb Abr 28, 2012 11:47 am por Lucy V. Matersson

» Mekare Sttromblade
Mar Abr 17, 2012 8:19 am por Mekare Sttromblade

» Edward Potter
Miér Abr 04, 2012 7:29 pm por Edward Potter

» Lucy V. Matersson
Lun Abr 02, 2012 2:29 pm por Lucy V. Matersson

» -Preguntas frecuentes.-
Mar Mar 27, 2012 10:22 pm por Azul

» Forever Mine -Recien Abierto- {The Vampire Diaries} Afiliacion Normal Se buscan persoanjes Cannon y
Sáb Ene 28, 2012 5:34 pm por Lena Night

» The Madness (normal).
Sáb Ene 28, 2012 1:47 am por Invitado

» A New Hogwarts- Recién Abierto- Élite- Pj's cannon dispo.
Vie Ene 27, 2012 11:05 am por Invitado



S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Ir abajo

S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Azul el Jue Ago 05, 2010 3:08 am

El coche fue a lo que daba el motor hasta el distrito fucsia pasando todo el centro, tenían que llegar hasta ese lugar siniestro. El excéntrico Oliver tenía dentro de su automóvil un montón de hierbas las cuales decía que un iluminado se las había dado para que nadie siguiera su rastro. En el camino no se escuchaba nada, aunque Eve le contó a Juanito la siguiente historia:

-Hace mucho tiempo cuando llegamos a la villa todo parecía feliz y tranquilo, pero poco a poco la gente no cambiaba, los niños seguían siendo niños y la gente no envejecía. Entonces, muchos delos habitantes no podían concebir hijos, no habían niños corriendo en las calles ni jugando en los parques, los que llegaban a la villa eran niños que se perdían en el vagón de Medianoche… ¿Te has preguntado eso?...Muchos creían que era la maldición de la villa, que el roble podía curarles, pero no podían completar sus ciclos, no podían reproducirse y por tal motivo siempre llegan nuevos habitantes a la villa. Un día leí en uno de los libros que decía que una de las mujeres de la villa podrá concebir y esté niño será el único capaz de encontrar a salida de este lugar. No sé si sea verdad o no, pero las historias que pasan o se dicen aquí son un arma de doble filo. Nadie habla de esto. Nadie.

Se quedó callada mientras miraba el horizonte y el atardecer llegaba a la villa. La entrada al distrito fucsia se prolongó y entraron en las calles de esa zona. Eve le señalaba Juanito el camino donde debían parar. El automóvil se estacionó, a menos tenían la certeza que Cuervo no les seguiría con facilidad, el rastro estaba cubierto gracias a Oliver James.

Cuando entraron al local, Azul sin dejar en ningún momento a Kaos, vestida de un chico con ropas amplias vaqueros, gorra y sin zapatos, buscó con la mirada al gerente, o al menos eso había escuchado en el hotel antes de irse de ahí que Isaí estaba en ese lugar. No llegó sola, estaba con un tipo alto y bastante fuerte, clara característica de un guardián.


Sistemas:
Personajes involucrados: Juanito Vaca, Isaí, Dante, Amelia, Doreen, Azul.
Primer turno: Como vayan posteando, luego, se respetan los turnos.

(Isaí y Dante pueden llegar juntos, ustedes se ponen de acuerdo para que no vayan llegando todos de casualidad)

avatar
Azul

Mensajes : 555
Bombillas : 298
Fecha de inscripción : 19/05/2010
Edad : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Isaí Oldman el Jue Ago 05, 2010 3:42 pm

Después de la visita a la biblioteca, Isaí invitó a Dante a Luz Negra, ahi sería el lugar donde se pondrían de acuerdo para ir en busca de Azul. Aquellos libros tal vez les serían de utilidad, aunque Isaí no estaba seguro de lo que ahora venía, había pasado ya mucho tiempo, se había tardado en ir a buscarla, pero no podía precipitarse, era hora de hacer un plan, sabia que todo eso venía con un paquete mucho más grande, algo le decía que el peligro era inminente.
El local estaba a punto de abrir, asi que Isaí intentó apresurarse para no tener que interferir en la producción del día. Se quedaron sentados en una de las mesas con uno de los candelabros al centro con todas las velas encendidas. Veía los libros y los mapas de la villa, seguía con los ojos clavados en aquél apellido "Wickham", ¿dónde buscaría primero? el camino que le había pintado el cuervo era completamente incierto, Isaí llevó las manos hasta la cabeza para cubrirla, estaba estresado sin saber qué hacer.
-No sé por dónde empezar- confesó a Dante, su voz sonaba triste y con un eco casi aterrador. Estaba en su estado material, ya habia tenido suficiente con estar traslúcido en la biblioteca, había absorbido todas esas energías que ahora le servían para dejar de ver a través de él.
Miró a su alrededor, buscándo a Doreen, la necesitaba para esto, ya le habia comentado todo acerca de Azul, y sabia que ella lo entendería todo y no se negaría a ayudarlo.
El perdido regresó los ojos a Dante, quien parecía pensativo y mucho mas centrado que Isaí.
-Qué dices?- le preguntó Isaí cuando escuchó el rechinar de la gran puerta de la entrada.
-Estamos cerrados- dijo sin girar su rostro, en ese momento un aroma casi imperceptible llegó hasta su nariz, no podía ser real. Se giró y vio a dos personas, los dos parecían ser hombres, Isaí achicó los ojos para mirar mejor, no tenia buena vista y la luz de las velas no le ayudaba mucho. Se puso de pie, incapacitado para decir algo, ahi estaba ella, aquella mujer que se habia convertido en algo mas que su amiga, la tenia en el pecho, con el eterno sentimiento de agradecimiento por guiarlo en su llegada a la villa, como si un lazo invisible los mantuviera unidos, los ojos le brillaron, y una enorme sonrisa se abrió paso por sus labios.
-Eve- susurró y extendió los brazos

avatar
Isaí Oldman

Mensajes : 274
Bombillas : 230
Fecha de inscripción : 09/06/2010
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Doreen Conrad el Jue Ago 05, 2010 4:11 pm

¿Un día cualquiera? No lo creo, desde que había llegado a la villa nunca día podría ser cualquiera, hasta esta tarde todo había sido más tranquilo de lo normal, por eso me llegaba a preguntar si de verdad sería común o no. Isaí había salido, tenía cosas importantes pendientes que arreglar, me quedaría un momento sola en Luz negra, aunque nunca estaba sola ya que Chery siempre estaba al pendiente de las cosas, incluso llegaba a pensar que también de mí. Observe la habitación vacía, extrañaba demasiado a mi perdido, ya lo vería en unas horas más. El lugar estaba por abrirse así que era momento que me arreglara un poco para ponerme a trabajar. Un vestido negra más que ponerme, está noche sería más natural, nada de maquilla sólo un poco de brillo labial.

Escuche un poco de ruido fuera del cuarto, ya que nadie me avisaba si habíamos abierto o no, suponía que por fin Isaí había llegado, me apresure a quedar perfecta para él así podía salir. Mire mi expresión de alegría en el rostro, caminé a la puerta del cuarto. Al salir pude obsérvalo sentado en una silla con un joven frente a él, arqueé una ceja, no tenía idea de quién era. Me quede observándolos un poco, parecían preocupados, pensativos, no recuerdo con exactitud el tiempo que me quede observándolos, hasta que dos presencias más interrumpieron el momento. Mire extrañada al par de “chicos que habían entrado”, Isaí se había levanto de su asiento, parecía confundido, a la vez feliz por la figura más pequeña que acababa de entrar al lugar, extendió sus manos dando un fuerte abrazo.

Camine unos pasos hasta la mesa donde se había encontrado hace unos momentos, observe al joven que se había levantado de la misma manera que Isaí pero que permanecía tomando distancia, le sonreí mostrando un poco de confusión por la escena, cruce mis brazos a la altura de mi pecho, aquella escena me enternecía por completo, era como si alguien muy importante para él hubiera llegado, pero me preguntaba… ¿Quién podría ser? – Buenas noches – Hable de manera titubeante, la confusión podría marcarse en mí, pero suponía que todo tenía más explicación en el momento, así que me quede parada intentando sonreír de manera natural.

avatar
Doreen Conrad

Mensajes : 167
Bombillas : 106
Fecha de inscripción : 15/07/2010
Edad : 28
Localización : No tengo idea

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Dante Van Blood el Jue Ago 05, 2010 11:08 pm

Después de la confusa y extensa estancia en la biblioteca, decido dejar a un lado la idea de abandonar la villa y opto por ayudar a Isaí en su proeza. Me ha convencido su determinación de encontrar a Eve pese a las amenazas del cuervo; pienso que es un hombre de respeto, alguien en quien puedes confiar si te ves en una situación adversa y sólo por eso me he fijado el objetivo de ayudarle hasta el final de la campaña o de mi propia vida, si es neccesario.

Me ha invitado a Luz Negra, un café de corte gotico más elegante en el que la iluminación se compone únicamentte de velas. Hemos llegado al atardecer, con el único objetivo de organizar la búsqueda de la extraviada joven. Su preocupación es palpable al ver cómo toma los libros e imposta con firmeza la mirada sobre las páginas y mapas. Si algo así me hubiera sucedido con Marisa, sé que estaría en la misma situación o quizá peor; muestra clara fue mi intempestiva salida de la casa en busca de venganza tras su muerte.

Isaí asegura que no sabe por donde empezar, aunque no lo culpo. Una búsqueda con varios puntos a cubrir y dependiendo de sólo dos personas no es tarea de niños; antes de salir de la biblioteca pensaba sugerirle que yo iría a investigar a Tartarus, pero en el momento pensé que lo mejor por ahora era mantenerme junto a él, por si algo sucitaba en su camino.

-Alguien se acerca...-le susurro. Gracias a estos "poderes" ahora puedo oír, ver y oler a distancias alejadas. Aunque aún no domino mis instintos como zorro, al menos ya he aprendido a aprovechar mis habilidades como humano. Las pisadas se detienen en la entrada y se comienza a escuchar el crugir de la puerta; meto mi mano al bolsillo, donde desde que he llegado, guardo con recelo mi USP .45 mm. Si es necesario haré uso de ella, aunque no pienso quitarle el seguro hasta ver quién se presenta ante nosotros.

Entonces la puerta se abre y veo dos siluetas paradas afuera. La primera es pequeña y lleva consigo un violín, más la otra que le acompaña es de ruda fisonomía, incluso he llegado a creer de primera reacción que se trata del cuervo, hasta que el reflejo en mis ojos se apaga y vislumbro mejor a ambos. Eve aparece ante mis ojos vestida como hombre, acompañada por un sujeto bastante imponente. No era de dudar que él la había rescatado de algún sitio; por la vestimenta que ahora porta ella, se vislumbra que vienen evadiendo la atención. Alguien anda tras de ellos.

Isaí se levanta y en un abrazo envuelve a la mujer con felicidad. La desesperación ha desaparecido de su rostro, me alegro por eso. La "Causalidad" de nuevo ha demostrado su razón de ser en este inesperado cruce y ahora dejo reposar el arma de nuevo en su escondite. "Seguro que el esposo la está buscando..." pienso callado mientras me levanto de la mesa. De pronto aparece una mujer, una que por ahora desconozco y saluda con cortesía. No tengo la mínima idea de quien se trate, pero nunca he negado la respuesta a un saludo.

-Buenas Noches...-respondo de buena gana, haciendo una discreta reverencia-¿Tú quién eres, mujer? No podía sentir nada en ella, pero no podía evitar preguntarle. Ser precavido y respetuoso. Ese es el camino para conocer al amigo o al enemigo.




"No hay peor tormento que sentir que algo falta y no poder recordar lo que es..."


Acerca de Dante...
avatar
Dante Van Blood

Mensajes : 305
Bombillas : 114
Fecha de inscripción : 29/05/2010
Edad : 27
Localización : En alguna parte de la villa, con Fargos...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Amelia el Vie Ago 06, 2010 1:35 am

Había pasado un buen tiempo desde que había llegado a la villa. No llevaba la cuenta de cuanto en realidad, sin embargo mi panza era una especie de calendario en 3 dimenciones; Recordaba haber pisado por primera vez esta especie de pueblo fantasma con el vientre plano y perfecto... ahora, tenía forma de medio huevo hacia afuera, si, así de patético y desagradable como suena. Más allá de eso, la idea de tener a otro ser humano dentro mío me causaba sentimientos adversos, ahora que comenzaba a tener una panza de verdad me daba cuenta de que eso era real, más real que todo lo que pasaba aca...me aterraba, me aterraba muchísimo, pero también me gustaba porque me mantenía viva y me hacía tener los pies en la tierra.

Era un asunto traumatizante, todos los habitantes miraban sin disimulo alguno mi hinchado estomago como si estuviera infectada de lepra o algo así... también me llamaba la atención no ver otras mujeres embarazadas, me sentía rara y solitaria pero suponía que era coincidencia.

Volviendo a mi, los días pasaban, mi panza aumentaba, mi sociabilidad bajaba más y más pero... la magia crecía también, seguía sin darme gracia y los "accidentes sobrenaturales" me estresaban pero por otro lado ya comenzaba a acostumbrarme y hasta a aprender dejarme llevar un poco. Era cuestión de cerrar los ojos y dejar que las cosas pasaran como quisieran

Tanto fue así que un día me desperté en blanco. Fue como si ese segundo en el que uno se levanta y todavía no piensa en nada se me hubiera dilatado a una eternidad. Me cambié y peiné por mero instinto natural de lo que yo era.
Salí por la puerta del Hotel y miré a mi alrededor, la bruma era densa y se movía de manera extraña. Bailoteaba y me suspiraba palabras hermosas al oído. Quería seducirme y yo me deje sin problema alguno.
Caminé calles abajo sin darme cuenta, mis piernas se movían pese a que mi cerebro no les mandaba la orden de hacerlo. La bruma me conducía hacia un lugar y mi mente no le negaba el derecho a llevarme hacia donde ella quería.
Fueron varias cuadras las que caminé antes de empezar a preguntarme a donde terminaría todo esto, mis ojos seguían en blanco y el miedo era rotundamente aplastado por la curiosidad. Estaba embriagada de intriga.

Entré en un lugar remotamente conocido, el olor, la intensidad lumínica, todo era familiar, sin embargo mi mente estaba ocupada en otra cosa. Sin darme cuenta me acerqué a un grupo de personas y el trancé se corto estrepitosamente. Eran 5 desconocidos e Isai.
Me mordí el labio, no entendía como ni porque había llegado ahí, de hecho había estado creyendo que caminaba en círculos con los ojos cerrados dentro de la habitación, pero no.
Tragué saliva y me ruborice por instinto...
No me aterraba el hecho de haber llegado ahí por arte de magia, me molestaba saber que de todos los lugares del mundo, había llegado a un resto donde no había tenido el mejor día de mi vida. El silencio mismo taladraba mis oídos.
-Lo siento, no sé como acabé aca...- me disculpé con Isai en un dejo de voz y miré la puerta con la necesidad de salir corriendo.


avatar
Amelia

Mensajes : 128
Bombillas : 36
Fecha de inscripción : 15/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por John Cow el Vie Ago 06, 2010 4:20 pm


Ofuscado, Juanito seguía a aquella extraña mujer que el azar había introducido en su vida, cambiándola impetuosa y drásticamente. Su intuición le decía que ya nada sería como antes, y el Guardián había aprendido a escuchar la voz de sus instintos que se había hacho más veraz desde que llegara a la Villa. Poco y nada entendía de lo que estaba sucediendo, pero lo que conocía le alcanzaba para comprender que la situación era de lo más delicada.
Consiguieron un automóvil y Juanito se encargó de conducirlo, maldiciendo entre dientes por la limitada velocidad a la que debían circular. El rostro de Eve le indicaba que la seriedad del asunto era grande y habría deseado poseer un coche más veloz. Sin embargo, no hay bien que por mal no venga, o al menos eso dice la sabiduría popular, y el hombre experimentó de primera mano aquel célebre dicho popular. Durante el lento transcurso del viaje, la Centella compartió con Juanito cierta información que le aclaró la mayor parte del asunto. Aunque aún quedaban un par de cabos sueltos como vería luego.
Finalmente, llegaron a destino: un local comercial. ¿Quién habitaba allí? y más importante aún, ¿cómo podría ayudarles? Pronto encontraría respuestas a esas incógnitas...
Entraron sin dilaciones al local y fueron recibidos con cierta tensión. Sólo el dueño del local parecía ajeno a la misma...Pero los pensamientos del Guardián distaban en mucho de ello, estaba abrumado por la cantidad de sentimientos ajenos que inundaban su cuerpo, abrumado por la sobrecarga de información emocional se llevó sus manos a la cabeza, vacilante. Sentía confusión, vergüenza, temor, dolor, tensión...
La pobre mente de Vaca era presa de una confusión total y haciendo un enorme esfuerzo de voluntad se las apañó para mantenerse en pie, en un segundo plano con respecto a la situación que se desarrollaba...
avatar
John Cow

Mensajes : 51
Bombillas : 37
Fecha de inscripción : 15/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Azul el Vie Ago 06, 2010 5:54 pm

El rechinar de la puerta, la iluminación, todo lo hacia un lugar bastante lúgubre, no recordaba haber visto ese lugar nunca. Aquellos ojos tornasol se mostraron angustiados al no encontrar lo que buscaba hasta que escuchó una voz familiar. Dio unos pasos más para poder vislumbrar entre esa penumbra tintineante y al escuchar su nombre, corrió para abrazar a su amigo. Sentía gran aprecio por Isaí, al menos era alguien con quien había compartido su mayor secreto. Aunque no el grande y pesado que le seguía como una sombra. Sobre los hombros de su grandulón amigo miró que no estaba solo estaba acompañado del viajero de la figurilla de zorro. Le saludo con un movimiento de cabeza, y le sonríe de forma amable, al fin se sentía tranquila al menos viendo caras que le hacían sentir confianza. Se incorporó con esa cuja de violín inseparable en su espalda. Sus ojos curiosos miraron a la mujer que salió de una de las puertas del fondo.
-Buenas noches… -saludo a ambas personas, a la mujer no la conocía en absoluto, no la había visto en la villa, ni siquiera en el vagón- Vengo por asilo político Isaí…solo unos días, luego nos iremos a otro lugar. -murmuró solo para el, su mente era ir a Tartarus, pero era obvio que ahí sería el primer lugar en el cual buscaría el señor del sombrero o el cuervo- El es Juanito...-Luego miró a Juanito para presentarle a los dos caballeros- Ellos son Isaí Oldman y… Dante Van Blood.

Como lo marca el protocolo de etiqueta presentó a todos como debe ser, todo de forma educada a los tres hombres, haciendo un contraste bastante gracioso con su vestimenta y sus finos movimientos. Se quedó viendo a la nocturna que no tenía idea de quien era, aunque su sagacidad le decía que algo le incomodaba. No quiso decir todavía todo lo que había ocurrido, solo esperaba saber si los que estaban ahí eran de confianza, aunque el hombre de la figurilla, el parecía confiable, por la historia que le había relatado en el vagón…

Una joven cruzó la puerta, parecía perdida y algo angustiada. Eve se le quedó mirando más los que estaban ahí. Aunque ella necesitaba ayuda siempre su noble corazón se preocupa por los demás mirando a la chica que parece desubicada.
-¿Estás bien? –La miró con curiosidad, acercándose un poco a ella, estaba macilenta y demacrada- ¿Tienes hambre? ¿Sed? ¿Estás perdida?

La gente en la villa siempre sufría cambios cuando tocaba la bombilla, algunos se volvían mejores otros peores, y no importaba la bombilla que les tocaba, era el sentido común, la persona y todos los conflictos que este presentara para volverse bueno o malo. Miró por un momento a Juanito, pues el podía percibir mensajes de la gente por medio de empatía que poseía. Lo mismo que Isaí, aunque el podría percibirlo más dependiendo de las emociones que la persona se manifieste.

La nocturna puede sentir la esencia de Eve, que es indiscutible a olores de bayas de zarzamoras y flores de violetas. Su sangre es dulce y apetitosa, también el aroma de la Iluminada que acaba de entrar, tiene ese olor a almendras bastante marcado, es dulce, algo que hace despertar el apetito de un ser bebedor de sangre. Los olores del cambiante suelen ser a maderas y tierra, el guardián tiene un sutil aroma a pay de manzanas.
avatar
Azul

Mensajes : 555
Bombillas : 298
Fecha de inscripción : 19/05/2010
Edad : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Isaí Oldman el Vie Ago 06, 2010 7:01 pm

Dante le habia advertido, pero antes de reparar en ello o de sentirse amenazado, la puerta ya rechinaba y entraban dos figuras al inicio desconocidas. Los detalles le valieron poco a Isaí, en cuanto percibió aquellas emociones, aquél aroma sutil que llegaba hasta su nariz a pesar de estar muerta. Tal vez todo era parte de un recuerdo que desencadenó de pronto aquello. Sus ojos ubicaron a su amiga, a la persona que habia causado todo esto, una de las mujeres por las que Isaí estaba dispuesto a pasar al segundo plano de la muerte.
La estrechó entre sus brazos, recordando y viviendo esos recuerdos como en tercera persona, viéndose en una película al lado de Eve, riéndo por su escena en el tren "todos al suelo" y a Eve sacando un violín azul. Después el reencuentro en la villa, con un Isaí traslúcido y con una bombilla blanca en el piso. Cerveza, pies descalzos, música.... una desaparición, todo pasó como una película que Isaí disfrutó mirando.
-Qué te pasó? dónde estabas? estás bien?- se atrevió a pasar las manos por sus mejillas, mirárla con detenimiento, buscándo algo, no sabía que.
Casi a la fuerza se separó de ella, mirándo al hombre que la acompañaba con un dejo de desconfianza, ¿quién era él? se veía enorme y fuerte, su aspecto era como de guarura o un tipo de seguridad privada, dudó que lo fuera, pero por su aspecto y la manera en la que permanecía ajeno, esa impresión es la que daba.
La audiencia aumentaba, Doreen salió de la penumbra, antes de que el perdido fuera hasta ella, Eve le dijo que necesitaba asilo y presentó al hombre detrás de él, el nombre le pareció curioso e incluso gracioso, el diminutivo no le sentaba bien al tipo enorme, se rió limitadamente e inclinó la cabeza en son de saludo. Isaí se alejó de Eve y fue hasta donde estaba su chica, la tomó de la mano, en una señal de seguridad tanto para ella como para él. Ella saludó cortés, Isaí sonrió, se sentía aliviado, ahora las cosas parecían mejorar... o no?
-Ella es Doreen, mi novia- miró a los presentes, paseándo los ojos de Dante a Juanito y finalmente a Eve. La sonrisa estaba permanente, y pareció ser el único sonriente, ¿acaso nadie estaba contento porque esto terminara? Después reparó en las palabras de Eve, ella se iría, se iría de nuevo, ¿alguien la perseguía? Isaí no quería dejarla ir, notó algo en aquél mar de sus ojos, un brillo extraño, uno que no habia visto antes. Podia ser que la vista del perdido fuera limitada, pero podia ver perfectamente muchos detalles que los demás no.
De pronto, de la nada apareció aquella chica loca, que lo habia dejado tirado en el baño con cientos de billetes en el piso. La miró de manera extraña, el silencio se hizo evidente, parecía no encajar en la reunión. Ella se disculpó ¿por qué lo hacía? ¿qué demonios quería? su dinero? seguramente era eso. Isaí miró a su alrededor, no se veia a Chery por ningun lado, por un momento pensó que se habia escapado con todo ese dinero, después se dio cuenta que no podia irse muy lejos... dejó de pensar y miró el bulto en el vientre de la chiquilla. Nada encajaba, ¿qué demonios sucedia?
-Aun no abrimos, pero si necesitas ayuda....- dejó la frase inconclusa, tal vez era mejor que se callara y que Eve se encargara. El tiempo corría e Isaí no tenía respuestas, soltó a Doreen por un rato, mirándola preocupado, tenía esa mirada, ¿acaso tenia sed? Fue de nuevo hasta donde Eve, la tomó del brazo y le habló al oido
-No la conocemos Eve, quién nos dice que no es una enviada de aquél cuervo- susurró sólo para Eve con la certeza de que casi todos lo escucharían, si algo tenia la mayoria era buen oído. Igualmente, al mencionar al Cuervo, sabia que Eve iba a entenderlo.

avatar
Isaí Oldman

Mensajes : 274
Bombillas : 230
Fecha de inscripción : 09/06/2010
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Doreen Conrad el Sáb Ago 07, 2010 7:24 am

Todo aquello me sacaba por completo de la tranquilidad que con los días había tomado, ¿Acaso no había momentos tranquilos y perfectos en la villa? Cruce los brazos a la altura del pecho intentando tranquilizarme, estaba en una situación rara, que no imaginaba, Isaí parecía sentir un alivio al estar junto a aquella chica que acababa de llegar, por un momento sentí un ligero enojo, pero me tranquilice, no debía de comportarme de mala manera, no cuando su mirada que siempre tenía llena de preocupación se había esfumado volviéndose una alegría que se transmitía en el lugar. Giré mi rostro, sabía que podía notarme demasiado seria, o incomoda. Pero suponía que todo se iría aclarando conforme pasará el tiempo, conforme los presentes pudieran mostrarme un poco más del porque habíamos llegado a ese momento.

Antes de presentarme con el joven que estaba a escasos pasos de mí, Isaí lo había hecho, busque su mirada de manera sonriente. Tome la mano de Isaí unos momentos, lo miré llena de confusión en el rostro, acercándome de manera sutil y discreta a su oído - ¿Está todo bien? - Aparte mi cuerpo del suyo dándole su espacio, podía notar que su felicidad también se esfumaba, algo no iba bien, algo no estaba bien que no podíamos entender bien. Me sentía confundida, demasiado, de pronto una nueva presencia inundo el lugar, arrugue el rostro un poco ¿Más sorpresas? Bufé un poco al verla, quería contestarle, ¿Cómo había llegado al lugar? ¡Pues caminando! Pensé un poco fastidiada pero me limite a guardarme aquellos pensamientos, no era el momento, no por la tranquilidad que pudiera darle a Isaí.

Me quede observando a la chica que había llegado con aquella ropa de hombre, los rasgos que podía notarle me recordaban a la chica que Isaí me había contado, por la que estaba preocupado, a la que quería buscar, sentí un gran alivio al tenerla enfrente, de manera instintiva la abrace, ni siquiera sabía porque reaccionaba de esa manera, pero el tenerla enfrente me daba la esperanza de que mi translucido no estaba en peligro, rápidamente la solté avergonzada – Lo siento – La mire con cierta preocupación por ella, ¿Qué le estaría pasando? – ¿Necesitas algo? ¿Ropa? ¿Alimento? – Observe el lugar, aún estaba por abrirse, así que tendríamos buen tiempo para atender a todos los presentes si necesitaban algo.

La chica extraviada había dejado la pesada puerta de la entrada entre abierta, la brisa hizo que los olores de cada uno de los presentes despertaran mi sed, di unos pasos a la entrada alejándome de cada uno de ellos, estaba perdiendo el poco autocontrol que había aprendido a tener al sentir la gran gama de olores, mire busque los ojos de Isaí con cierta preocupación por mis reacciones y por lo que podía pasar. Pronto llegué a la puerta, la cerré por completo respirando profundamente para relajarme, regrese al sitio donde todos se encontraban sentándome a lado del chico llamado Dante, parecía serio, estudiando la situación, mis ojos pasaron al joven que había llegado junto a la amiga de Isaí, demasiado grande, imponente, seguí el trayecto de mí mirada hasta la joven perdida, podía llegar a sentirme como ella, igual de identificada, no sabía con exactitud todo esto. - ¿Podría alguien explicarme que pasa? Me siento confundida… - Confesé avergonzada buscando los ojos de Isaí para sentirme más tranquila. Nunca me había imaginado estar en una situación como aquella menos habiendo tantos cabos sueltos, nadie sabía que podía pasar, incluso que podía esperarse de esto, mientras más rápido se hablara y se buscaran soluciones mejor.
avatar
Doreen Conrad

Mensajes : 167
Bombillas : 106
Fecha de inscripción : 15/07/2010
Edad : 28
Localización : No tengo idea

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Dante Van Blood el Dom Ago 08, 2010 2:32 am

Mezcla rara de aromas la que se percibe en estos instantes. Bayas, flores, almendras... ¿pay de manzana? circulan amablemente entre mis fosas nasales. De mi surge una extraña escencia a roble, y digo extraña porque yo no soy de usar fragancias en el cuerpo, sin embargo es un aroma agradable y me trae recuerdos de los robles que resguardaban el perímetro de mi casa.

No ha habido necesidad de que la mujer cercana a mí se presentara, pues Isaí la ha reconocido como su novia y la ha llamado Doreen. Amablemente me sonríe y se acerca a su compañero, quien se nota más contento de la presencia de Eve que de ella. "No es mi problema..." me digo mentalmente para recobrar la concentración. En cuanto a Eve, se acerca y nos presenta al hombre que le hace compañía. Juanito es su nombre, un nombre risiblemente irónico comparando el diminutivo con su corpulencia; pese a ello no hago burla o mofa y me presento con una ligera reverencia.

-Es un placer volverla a ver, Eve. Y será un honor ayudarle en lo que necesite-digo respetuosamente a la joven. Si bien, solo nos hemos visto de súbito en el vagón del tren, me ha agradado su presencia y su elegantería, pese a la forma en que se encuentra vestida en este momento aún conserva el porte.

Las voces de todos surgen formulando cuestiones, más yo me mantengo en silencio. De súbito aparece otra mujer. ¿Será de confiar? No importa, debo mantenerme enfocado en lo que me atañe. El ver a Eve entre nosotros elimina el objetivo primario, que era buscarla, pero tengo una ligera impresión de que la tarea no ha terminado todavía.

Doreen toma asiento a mi lado, más no tengo nada que preguntarle ni decirle. De inmediato volteo a ver a Juanito, a quien noto algo confuso, y a Eve, pues a ellos si tengo cuestiones que plantearles. -He jurado a Isaí ayudarlo en lo que necesite, pero debo preguntarles cuál es su situación. ¿Los persiguen, cierto?-pregunto cruzado de brazos. Quizá mi pregunta haya sido obvia, pero tenía que hacerla; de escuchar su historia, podría hallar mi utilidad en esta hazaña.




"No hay peor tormento que sentir que algo falta y no poder recordar lo que es..."


Acerca de Dante...
avatar
Dante Van Blood

Mensajes : 305
Bombillas : 114
Fecha de inscripción : 29/05/2010
Edad : 27
Localización : En alguna parte de la villa, con Fargos...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Amelia el Lun Ago 09, 2010 3:04 am

Estaba completamente desconcertada y avergonzada ¿Cómo había llegado ahí? ¿Cómo había cruzado las calles con los ojos cerrados y doblado cada esquina sin saber exactamente como llegar a Luz Negra?
Respiraba con dificultad por la tensión del momento, quería esfumarme, huir, desaparecer y sin embargo cada vez que siquiera movía el pie juraba escuchar que la bruma me decía al oído "quédate donde estas".
No tengo nada que ver con esta gente, estúpida

Todos parecían conocerse y eso solo me hacía sentir peor, de momento a otro una mujer a la que llamaban Eve se me acercó de manera maternal y me preguntó disimuladamente que me pasaba.
-Yo... no, no tengo sed, solo... llegué y... yo...no...lo que pasa es que...-Mi boca largaba palabras entrecortadas y desconectadas entre si y es que ni yo misma entendía que hacía ahí parada como una marmota dando un show gratuito a los desconocidos.
Isai me miró de mala manera y susurró algo que no llegué a escuchar aunque imaginé que no estaba hablando de lo brillante y sedoso que era mi cabello...
Lo miré desafiante por una fracción de segundo pero borré mi mirada antes de que nadie se percatara, al fin y al cabo tenían razón en mirarme mal.

Apreté los dientes, sentía retorcijones en el estomago por los nervios... o tal vez era el bebé de nuevo. Era increíble lo rápido que parecía estar creciendo mi panza y cada vez me sentía más adolorida... tal vez tenía que llevar una vida más saludable si quería que todo saliera bien, pero esa no era mi preocupación ahora.
La mayoría de los presentes parecían haberse olvidado de mi y hablaban entre ellos. Me alegré un poco ya que parecía una estúpida ahí parada con cara de poker y por más que intentara mover mis piernas fuera de ese lugar mi cerebro se negaba rotundamente a mandar la orden.
-¿Alguien... conoce a un médico?- Interrumpí, después de todo no había manera de que quedara más desubicada de lo que ya estaba. No puedo creer lo que estoy a punto de hacer- Osea... - Mi cuerpo se tensó, los ojos, los dientes, mis músculos, estaba dura como si hubiera visto un fantasma - ¿Es que ninguna mujer embarazada en esta villa recibe ayuda? - Quise llorar pero estaba harta de hacerlo - Vine aquí porque creí que alguno de ustedes era doctor...- Mentí y continué- Lo siento señorita, veo que todos están acá porque tiene un problema, pero...pero....- Miré a Eve y dudé ahora si decir la verdad, osea... ¿Qué pensarían de mi salud mental si les decía que la niebla me había arrastrado hasta ahí? Hasta yo tenía mis dudas sobre como estaba carburando actualmente mi cerebro.
Ya no sabía como seguir, ni siquiera podía mirarlos a los ojos, imaginaba sus caras de "¿Qué bicho le pico a esta niña?". Sentí ganas de vomitar de la vergüenza que tenía, me mordía el labio nerviosamente, tal vez era solo un sueño y estaba a punto de despertar.

Por favor... despierta ya...
avatar
Amelia

Mensajes : 128
Bombillas : 36
Fecha de inscripción : 15/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por John Cow el Mar Ago 10, 2010 12:54 am


Muchas cosas se sucedían a un ritmo vertiginoso, pero el Guardián permanecía ajeno a ésto, luchando contra sus propios fantasmas, que no eran otra cosa que el gran cúmulo de emociones que sentía a su alrededor y que le ofuscaban en demasía. Debía controlar aquel flujo incesante de emociones extrañas y disciplinar su mente para poder comprender con claridad lo que sucedía a su alrededor. Con un esfuerzo hercúleo dominó aquel torrente avasallador de sentimientos bajo una voluntad férrea de controlarse. Él era un Guardián y no permitiría que nada ni nadie doblegase su conciencia...finalmente, volvía a ser dueño de sí mismo.
Estudió su entorno con cautela, no conocía ningún rostro...El vientre prominente de la nueva mujer que había aparecido el último le indicó que el prodigio de Azul no era una excepción. Enfocó su atención en la embarazada, captando al vuelo su mentira y es que él, Guardián como era, no mentía ni podían mentirle, tal era su naturaleza. Se movió con una soltura que nada tenía de humana a pesar de que él no lo notase, y se colocó al lado de la recién llegada. Eve le había ofrecido agua y preguntado si estaba perdida. Juanito pudo saber, gracias a su empatía, que así se encontraba la mujer, cuya emoción principal era la confusión y la...¿qué era lo que sentía? ¿Incredulidad? Aquella emoción que no atinaba a identificar le resultaba conocida pero...Meneó la cabeza, ya tendría tiempo en el futuro para perfeccionar y ajustar sus capacidades recién encontradas. Por lo pronto, debía ayudar a la Iluminada.
-No soy médico, pero puedo ayudarte. ¿Qué necesitas?- preguntó con su habitual inflección firme y segura. Sus habilidades curativas estaban exhaustas, pero quizás si se esforzaba un poco pudiera curar lo que fuere que aquella mujer padeciera.
-Por cierto, Eve, ¿serías tan amable de explicarnos la situación? Porque creo que puedo afirmar sin temor a equivocarme que no soy el único confuso aquí. Tú eres la única que parece entender la situación, o al menos la mayor parte de ella...- pidió con el mismo tono, pausado, confiado pero sin alterar la cortesía. Por algún extraño motivo, confiaba en aquella extraña que había hecho una entrada tan...notable en su vida. No obstante, su primer deber era para con el Roble y no lo olvidaba...
avatar
John Cow

Mensajes : 51
Bombillas : 37
Fecha de inscripción : 15/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Azul el Mar Ago 10, 2010 4:00 am

Narración Role

Spoiler:
Isaí
Azul ha efectuado 1 lanzada(s) de uno Ddo10L (Imagen no informada.) :

Doreen
Azul ha efectuado 1 lanzada(s) de uno Ddo10L (Imagen no informada.) :

Amelia
Azul ha efectuado 1 lanzada(s) de uno Ddo10L (Imagen no informada.) :

Dante
Azul ha efectuado 1 lanzada(s) de uno Ddo10L (Imagen no informada.) :

Juani
Azul ha efectuado 1 lanzada(s) de uno Ddo10L (Imagen no informada.) :

Azul
Azul ha efectuado 1 lanzada(s) de uno Ddo10L (Imagen no informada.) :
avatar
Azul

Mensajes : 555
Bombillas : 298
Fecha de inscripción : 19/05/2010
Edad : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Azul el Mar Ago 10, 2010 4:40 am

El ambiente se podía sentir intenso, no solo para un ser empático. Eve miró con una sonrisa a Isaí esa sonrisa cálida que suele tener, sentía aprecio por el y cierta curiosidad. Antes de empezar a decirle todo lo que pasaba a Isaí solo le respondió.
-Ahora estoy bien. –sonrió a Isaí y luego miró al guardián agradecida porque el le había rescatado del Cuervo, sintió por sorpresa el tacto helado de Isaí y sus mejillas se pintaron de un color rosado se percató de la mujer que había llegado a la mesa los observaba. Saludó a la chica de forma amable, con toda aquella elegancia que portaba a pesar de tener esa ropa masculina. -Encantada Doreen. –Se le quedó mirando a los ojos, la mujer poseía un carisma atrayente la cual le llamó la atención de la Centella. Cuando la abrazó Eve se quedó quieta como una estatua y apenas pudo levantar su fina mano para abrazarle de nuevo con ese aire incauto. Aunque Eve poseía una mirada hipnotizante de color azul tornasol esa mirada melancólica que podría atrapar a cualquiera, la mujer la dejó fascinada por unos segundos, sonrió levemente.- Podría necesitar algo de ropa…si no es molestia... -comentó un poco avergonzada porque no quería causarle problemas a una desconocida, aunque todo esto era más extraño aun, se preguntó por la bombilla de Doreen.

Eve estaba segura de que bombilla le había tocado a Dante, podía apostar a Kaos por ello y asintió nuevamente de saludo, tal vez sintiendo un poco de culpabilidad porque ella misma le había entregado el billete para estar en aquella villa, igual que a Isaí y a Juani. Pero no era culpa de Eve, sino que el roble le obligaba hacer ese trabajo para poder conseguir más habitantes. Ella alguna vez se preguntó para que necesitara a las personas que era lo que buscaba de ellas con esos rasgos peculiares.
-Igualmente señor Van Blood… y en verdad se lo agradezco

Los ojos tornasol se desvían hacia Juani que no responde la pregunta de Dante y nota que está demasiado atrapado en los demás, es un ser empático debe de estar en un coctel bastante intenso de todos juntos. Apenas murmuró:
-Si, nos persiguen… el… señor…-tratando que eso sea solo para ellos, la preocupación en su voz tenía ese aire de que había más pero la puerta interrumpió antes de que ella pudiera decir algo y solo sostuvo a Juani de un brazo que parecía bastante tenso.

-º-

Eve siguió mirando a la muchacha recién llegada con cierta preocupación. Escuchó las palabras de Isaí y unió las cejas pensando que en estos momentos el Roble fantasma podría saber todo lo que había ocurrido. Es más, pensó que el era el que lo había provocado. ¿Para que los quería aquí? ¿Por qué tenían que seguir las instrucciones de un árbol milenario? La muchacha habló, parecía perturbada Pan jamás usaría a alguien así para su beneficio, el usaría a alguien fuerte y con corazón frio. Sin embargo, ella pensó que eso podría cambiar el podía usar a quien se le pegara la gana, que podría manipular al corazón mas bondadoso para su beneficio.
-¿Trabajas para el señor del sombrero? ¿Comúnmente conocido como el señor Pan Wickham?

Pero antes que ella respondiera ella preguntó sobre un médico. ¿Qué le pasaba? Ahora empezó a dudar sobre si era o no una amiga del sombrero. Miró a Juani confundida, el podría ayudar aunque aun era un guardián “neonato”, a pesar de ello tenía agallas y valentía, así que no dudaba en lo absoluto en las capacidades del guardián. ¿Dijo embarazada? Levantó las cejas con curiosidad. Tal vez lo decía enserio… tal vez no, pero la mirada de la muchacha podía despertar la sagacidad de Eve sabiendo que se trataba de aquellos habitantes que les llamaban iluminados. Había algo importante que tenían que hacer, controlarse, controlar la situación, todo era tenso, intenso para cualquiera incluso para ella.
-Sí, pero primero debemos calmarnos todos… creo que todo esto es confuso, debemos tranquilizarnos… Ven toma asiento… -le dijo a la mujer embarazada, se notaba en su rostro la preocupación y miró a Juani suplicante que no dijera nada- ¿Isaí podemos cerrar el local está noche?

Nota:
La anterior tirada de dados fue para determinar las acciones que pueden sentir o percibir los personajes por medio de sus “nuevas” habilidades y como las van desarrollando. Los dados mayoría +5 (igual o mayor de 5 puntos, pueden desarrollar mejor sus habilidades, mientras que los otros serán descontroladas y bastante confusas)

Juani, puedes saber cuando tengas contacto con ella sabrás cuanto tiempo tiene y que será prematuro, hasta el sexo del bebe e.e . Controlas más tu empatía canalizándola solo a una cosa, resistencia.Controlas más tu empatía canalizándola solo a una cosa, resistencia. Tus habilidades se van manifestando en ti y sobre todo, empiezas a entender como funcionan cada una de ellas.

Isaí, Te alimentas de emociones, podrás controlar las emociones de las 3 mujeres haciendo que se sientan más tranquilas. No puedes manipular a Dante y a Juani.

Dante, desarrolla tu astucia controlándote a ti mismo sin dejar que te manipule Isaí, analizas mejor la situación, tu entorno a detalle, de las personas, puedes sacar conclusiones y podrías pensar que no solo escapan Azul y el guardián que hay algo más.

Doreen, toda esta situación te hace sentir mas descontrolada, tus sentidos se hacen mas intensos, te sientes mas traquila pero puedes sentirte mas sedienta, muchísimo mas sedienta a tal grado que a Dante lo vez apetecible con muchas ganas de clavarle los colmillos.

Amelia, estás muy confundida y un montón de imágenes se postran en tu cabeza como una especie de collage confuso. Las imágenes que son repetitivas son las del nacimiento de un bebé. La sonrisa de un niño payaso y muchas bombillas.

avatar
Azul

Mensajes : 555
Bombillas : 298
Fecha de inscripción : 19/05/2010
Edad : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Isaí Oldman el Jue Ago 19, 2010 10:28 pm

Spoiler:
lamento mucho mi ausencia, tuve algunos problemillas, pero espero no les haya afectado mucho mi partida momentánea, contesto esperando que aún sea pertinente....

El perdido se quedó mirando la escena de manera fugaz, no entendía muchas cosas, las emociones rondaban por ahí, él las miraba y de vez en cuando se alimentaba de algunas de ellas.
La confusión estaba en su mirada, desconfiaba de todo el mundo, a pesar de tener lazos con muchos de ellos, no podía evitar sentirse desconfiado. Miró a Eve con precaución, lanzandole una mirada de suficiencia y precaución, no precisamente desconfiando de ella, si no del gigante detrás de ella, y la chica embarazada?
Isaí se fue hasta donde se sentía protegido, ese lugar era justo al lado de Doreen, tomó su mano y pudo percatarse de aquél corazón desbocado y de la temperatura de su piel, ella se veía ansiosa, supuso que era lo que pasaba y no pudo evitar sentirse más preocupado.
-Tranquila nenita- le dijo al oído, rozando con los labios el lóbulo de su oreja, respirando un poco de su aire y alejándose de inmediato sin soltarla.
Las emociones aún rondaban en el ambiente, podía sentirlas, incluso verlas, como ondas de colores saliendo de cada uno de los personajes. Isaí cerró los ojos e intentó manipularlas, poco a poco las emociones negativas iban desapareciendo. Notó como Doreen se iba tranquilizando, su corazón bajaba de intensidad y sus manos ya no parecían tan tensas. Hizo lo mismo con Eve y con la chiquilla, creyendo que estaba tranquilizándolas.
Como espectador siguió mirando todo lo que sucedía. Intento tranquilizar al resto, pero no pudo, se sintió desdichado y dejó de hacerlo. Al menos el ambiente ya estaba mucho más relajado.
No podía comprender cómo es que habían llegado hasta ese punto, no entendía como cada uno de los presentes podía relacionarse, como es que iban a solucionarse las cosas que se estaban presentando.
Eve pidió que el local se cerrara, el perdido asintió con la cabeza, buscó a Chery quién se había ido percatándose del nivel de la conversación y al sentirse por completo desubicada, la puerta ya estaba cerrada, Isaí se acercó y puso la llave por dentro.
-Listo, nadie nos molestará hasta que arreglemos algo- dijo y volvió con su chica a quién no quería soltar por nada, temiendo que algo malo le sucediera. No se sabía quién podía aparecer de pronto, no estaba seguro de lo que venía a continuación
.
avatar
Isaí Oldman

Mensajes : 274
Bombillas : 230
Fecha de inscripción : 09/06/2010
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Doreen Conrad el Vie Ago 20, 2010 2:35 am

Las ganas de ser amigable se me estaban esfumando por completo, miraba de un lado a otro sin saber qué hacer, sin saber cómo reaccionar, incluso sin saber que decir, nunca había estado en una situación como está, mantenerme cerca de Isaí me tenía un poco más relajada, pero no del todo. Mis nervios volvieron a alterarse con las palabras de Dante. ¿Quién podría perseguirla? Lo miré de mala manera, él no tenía la culpa de lo que pasaba, pero sí de haber alterado más mis nervios, aspire su aroma, de nuevo la garganta me lastimaba, di unos pasos en su dirección queriendo saltarle encima, beber su sangre, que sí olía delicioso, sabía que su sabor sería mucho mejor.

Sólo me quedaba un paso para poder hacer mi cometido cuando sentí los labios de Isaí rozar el lóbulo de mi oreja, mis deseos más grandes se despertaban con ese simple roce, pero no era el momento, me detuve aferrándome a él de la mano, dando internamente las gracias por haber tenido aquel incidente. Observe a la chica embarazada por unos momentos, quería ayudarla para que las cosas se calmaran, para que nada malo pasará, y pudiéramos continuar, para que Azul nos explicará las cosas, que todos necesitábamos saberlas, pero si me acercaba, si sangre bombeando, los dos corazones dentro de su interior haría que si pudiera perder por completo la razón.

Por unos momentos observe al joven corpulento que estaba detrás de Azul, observaba por completo todo lo que estaba a nuestro alrededor, parecía tener una guerra interna sobre las cosas que estaban pasando, el querer mantenerse tranquilo por la situación, lo observe de pies a cabeza. Sonreí al verle hablar, al verle calmado, al menos su tranquilidad podía sentirse en la atmósfera del lugar, muchas veces ayudaba a controlarse, su olor era tan dulce que llegaba a empalagarme, volví a centrar mi atención en Azul, por unos momentos me quede sin aire al escucharla hablar.

La ropa en estos momentos podría esperar ahora me intrigaba demasiado el señor del sombrero – Pero cómo es posible – Dije apenas entre susurros abrazándome de Isaí. Había tenido la oportunidad de conocer a Pan, incluso fue al primero que conocí entrando a la villa, aparte claro está de cuando me dio la bombilla roja. Chery había cerrado, ahora mis nervios se habían disparado por completo, ya no me importaba controlarme o no con la sed. – ¿Qué tiene que ver el señor del sombrero en esto? – Exigí saber con voz firme, ya estaba harta de esperar, quería saber que pasaba. Miré a Isaí suplicante, necesitaba ya saber, la curiosidad, los nervios, el momento me estaba consumiendo, si el señor del sombrero estaba implicado, que ella estuviera escapando de él, quería decir que las cosas de verdad no iban para nada bien, y que él era el culpable de este momento, culpable que la chica escapara, culpable que Isaí tuviera miedo que me pasara algo, que nos pasará algo, bese su mejilla nerviosa, esto no me estaba gustando…
avatar
Doreen Conrad

Mensajes : 167
Bombillas : 106
Fecha de inscripción : 15/07/2010
Edad : 28
Localización : No tengo idea

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Dante Van Blood el Miér Ago 25, 2010 12:54 am

“Se ha disipado la tensión en la sala…” medito al escuchar como algunos de los presentes han comenzado a calmar su respiración, al igual que los latidos de su corazón, pero en mí aún queda un poco de incertidumbre. He notado como Isaí ha calmado a las mujeres, sin embargo, sus palabras no logran disipar la inquietud en mi interior.

Doreen se acerca a él y permanece a su lado, más por algún motivo me voltea a ver con molestia. Indiferente a la reacción de la mujer, me alejo a un rincón despejado y guardo las manos entre los bolsos de la gabardina. “Sin duda, algo importante dará lugar en esta villa…” cruzo mis brazos, intentando buscar lógica a los hechos.

No es extraño que cuando me surge curiosidad por algo no pare de plantear conjeturas hasta demostrar su veracidad, pues así estoy acostumbrado a trabajar desde que me uní a las investigaciones del profesor Damiani Di’ Lorenzo, un hombre de ciencia formidable, un excelente amigo, un segundo padre para mí.

Pero regreso de mis recuerdos cuando los escucho balbucear un nombre que me es conocido. Tal parece que el señor del sombrero tiene algo que ver en esto, según escucho. ¿Será el mismo que me dio la bombilla en cuanto llegué a la villa? Sea o no sea, tengo la firme convicción de ayudar a Eve y a su acompañante, quien se encuentra enfocado en la chica que apareció momentos antes. “La mujer miente…” concluyo al escuchar una arritmia en su interior; pero es una arritmia demasiado peculiar. Cuando calla un latido suyo suenan otros dos más pequeños. Quizá tenga sus motivos para ocultarlo y no intervendré en su plan por ningún motivo.

-Y bien, Eve ¿Qué es lo que está sucediendo que hoy te encuentras disfrazada ante nosotros?-pregunto retirándome del oscuro rincón, acercándome de nuevo al circulo formado en el centro.




"No hay peor tormento que sentir que algo falta y no poder recordar lo que es..."


Acerca de Dante...
avatar
Dante Van Blood

Mensajes : 305
Bombillas : 114
Fecha de inscripción : 29/05/2010
Edad : 27
Localización : En alguna parte de la villa, con Fargos...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Amelia el Miér Ago 25, 2010 7:20 pm

Todo pareció calmarse por un segundo. No entendía nada pero me agradaba no ser el centro de atención y hasta estaba dispuesta a irme. Sentía como algunos me miraban mal y como sobraba en esa conversación de locos.

Sin embargo cuando me quise para irme algo delante de mis ojos apareció, eran de nuevo esas estúpidas palabras sueltas que flotaban en el aire. "Ruda" "Aloe Vera". De todas las alucinaciones que tenía, esa, era la más idiota e inofensiva, por suerte en verdad. Me acomodé el cabello y cuando acerqué la mano a mi rostro vi como las uñas me cambiaban de colores como locas. Estaba pasando de nuevo, iba a empezar a tener alucinaciones y cambios corporales delante de todos ellos, mi corazón se comenzó a acelerar como loco, tenía que calmarme.

Me senté alejada de ellos con la suerte de que no se dieran cuenta de lo que me pasaba, un llanto de bebé comenzó a sentirse en la habitación, era excesivamente fuerte y creía que me dejaría sorda. Eché un vistazo a los demás, estaban tranquilos, parecía que ellos no lo podían escuchar. Tomé mis orejas con las manos para evitar la entrada de sonido pero no funcionaba. Cállate, cállate, cállate. Los ojos se me pusieron en blanco, veía al señor del sombrero dándome la bombilla, una y otra vez hasta que yo la rompía enojada contra el suelo, un liquido naranja salía del vidrio roto y me comenzaba a manchar el cuerpo de manera extensiva, me llenaba de manchas naranjas que ardían. Luego se iban y mi ropa se ponía colorida, mi nariz y labios se teñían de rojo. Comencé a reírme histéricamente, aunque no quería, me estaba convirtiendo en un payaso.

Fuera de mi mente, me encontraba mirando la nada sentada en mi silla, mi piel se estaba brotando por los nervios y salían lágrimas de mis ojos. Mi pelo se tornaba cada vez más blanco y me volvía flaca a tal punto que parecía una anorexica a punto de morir. Todos mis músculos estaban duros, como si me hubiera pasado de cocaína.
Tenía miedo y al mismo tiempo sabía que eso no era real, quería gritar, correr, arrancarme la vida para dejar de ver todo eso.
avatar
Amelia

Mensajes : 128
Bombillas : 36
Fecha de inscripción : 15/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por John Cow el Lun Ago 30, 2010 4:00 pm


Haciendo un esfuerzo, el Guardián logró mantener a raya todas las intensas emociones ajenas que podía sentir como propias. Mas, aún se sentía confuso y esa emoción era suya. Aun no terminaba por comprender la situación puesto que nadie se molestaba en esclarecerla, atando cabos, logró formarse una idea aproximada de la esencia medular de lo que estaba aconteciendo. Eve escapaba del Señor del Sombrero y del Cuervo, que era uno de sus esbirros; él mismo se había visto embuido en la persecución al ayudar a Nobrega.
Había allí otra mujer embarazada aparte de Eve, la joven que había llegado hacía instantes...Aún ignoraba cuál era el papel que tenían que realizar la tal Doreen, y los otros dos hombres. Juanito estaba un tanto irritado, ya había hecho mucho por aquella mujer y no haría más hasta no saber en qué se estaba metiendo. Había un punto límite hasta donde llegaría aquel hombre, y acababa de encontrarlo. Se limitaría a escuchar hasta que alguien decidiera sacarle de la detestable ignorancia...
Observó como la mujer que respondía al nombre de Doreen parecía mirar al tal Dante con voracidad...¿sería ella una Nocturna? Poco le interesaba...Sin embargo, sintió algo extraño en ella cuando Eve hubo nombrado al tipo del Sombrero. Era interés, nerviosismo...Decidió dejar de escrutar las emociones de aquella extraña, después de todo, ella no le importaba más que cualquiera de los habitantes de la Villa. Lo que sí le concernía más era saber lo que estaba sucediendo, la ignorancia lo sacaba de quicio.
Sin dejar que ninguna emoción se reflejara en su rostro, Juanito volvió a mirar a la mujer embarazada que había mentido con anterioridad y tomó sus manos en las suyas.
-Mujer, si deseas nuestra ayuda es hora de que dejes de mentir y hables con sinceridad- dijo con cierta autoridad en su tono mientras la miraba con firmeza. Había percibido cierta información en su contacto con ella...tenía la certeza de que el bebé nacería prematuro. Quizás moriría debido a que la Villa carecía del equipamiento médico para lograr que un niño prematuro viviera...

avatar
John Cow

Mensajes : 51
Bombillas : 37
Fecha de inscripción : 15/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Azul el Miér Sep 15, 2010 8:41 pm

Azul, todo era azul, azul, azul, azul… su mente en lugar pintar blancura, pintaba azul, su rostro pálido se quedó mirando a la muchacha con el vientre abultado. Su cabeza tenía miles de cosas que pararon como ráfagas heladas y sus ojos cetrinos se quedaron fijos, con esas emociones controladas y pensando en azul, azul, azul.

Respiró un par de veces y apretó los puños con levedad. La atmosfera se había tornado extraña en un parpadeo y las tensiones eran más marcadas conforme pasaba el tiempo. Miró sobre su hombro los pasos de su amigo se dirigían a su novia y al parecer todo se tranquilizaba, todo era extraño se repitió de nuevo sin sorpresa sabiendo que en el lugar que se encontraban, en esa villa perdida en el mundo, en el tiempo era extraña su existencia, por un momento pensó que era probable que estuviera muerta, que todos estuvieran muertos y que todo lo que estaba viviendo en ese momento solo eran reflejos de lo que fueron de sus sueños, cerró los ojos para borrarse aquello.

Azul, con aquella mirada tranparente se volvió hacía la pareja, donde estaba el señor Van Blood, y caminó con esa elegancia que la denomina a pesar de las ropas que traía puestas. El señor del sombrero, Damien Wickham… Pan. El clásico aparente, todo lo ve, todo lo sabe, un dios de la seducción que hace lo que se le viene en gana. Nunca pierde. Nunca. Apretó los dientes solo pensar en cosas que le causaban repugnancia y su mirada oscureció de repente.
-El señor del sombrero –susurró con esa melodiosa voz, casi ahogada en algo más… ironía- Tiene que ver en mucho de lo que pasa aquí señorita… hay algo que se sabe pero que no se dice. –miró a Dante y le sonrió levemente formando una linera recta en su boca- El señor del sombrero y el roble fantasma tienen un lazo estrecho –para no decir que son uno en ocasiones, puesto el roble usa el cuerpo del señor Wickham-.

Azul se estremeció por haber dicho eso y se sintió mareada, tan mareada que perdió el equilibrio… se sujetó de lo primero que encontró, tomó un respiro y con esos recuerdos que le abrumaban empezó a decir.
-No…-sus ojos cetrinos miraron a la chica que parecía que estaba perdiendo el control de sí- Se dice que en esta villa, cuando un habitante pueda engendrar a uno nuevo, la salida se encontrará… ese nuevo ser podrá abrir el portal de la salida de este lugar… regresando como somos… dejando a tras todo lo que fuimos en el pasado… siendo estos nuevos seres. –Pensó en lo absurdo que era, pero la posibilidad de salir eso era lo que le levantaba el ánimo. Miró a Juani y le preguntó: -¿Ella está bien?...

Se quedó callada y ahora corrió una silla para tomar asiento porque sentía que las piernas no le reaccionaban.
-El señor del sombrero llamado comúnmente como Pan… -no sabía cómo explicar eso- estuvimos casados muchos años en otro mundo. Pero cuando llegamos aquí, su muerte – No estaba dispuesta a revelar los motivos de su muerte, no ahora.- y la villa nos mantuvo separados por muchos años… ahora algo se le metió en la cabeza. –Mas que involucraba al señor Kharôn Wickham, conocido por todos como el Vagonero- decidió que tenía que volver a estar con él. Es algo absurdo, pero bajo amenazas estuve ahí… tocando todas las tardes el violín… y haciendo otras cosas que no quisiera decir… –Los detalles no valían la pena mencionarlos, le hacían poner su piel más pálida de lo que estaba- El señor del sombrero no es quien aparenta ser… el será el más cordial y amistoso, el galante Pan, pero siempre está buscando algo a su beneficio… la locura lo está llevando a un abismo, el cual hace que este quiera incansablemente conseguir esa llave para salir de esta villa… lo que no estoy segura es que si su lazo con el roble… lo deje salir de aquí…

Aun con ese violín a la espalda se acomodó en su asiento apoyando su cabeza sobre la mesa, se sentía extraña desde que salió de aquel edificio esta madrugada y ahora, todo era una marejada de cuestiones y emociones que le revolvían el alma, sabía que ahora vendría una ráfaga de preguntas, ella estaría dispuesta a responder.
avatar
Azul

Mensajes : 555
Bombillas : 298
Fecha de inscripción : 19/05/2010
Edad : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: S.O.S. Auxilio Cecilio (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.